Quien bien te quiere, te hará llorar: el ‘camerunés’ Embolo da el triunfo a Suiza

La final del Mundial 2022 entre “Marruecos y Camerún” que vaticinó Samuel Eto’o está un poco más lejos. Los ‘Leones Indomables’ han caído en su debut contra Suiza (1-0) de la forma más cruel posible: el gol de la ‘Nati’ lo ha marcado Breel Embolo. El atacante del Mónaco nació en las calles de Yaoundé, pero, a la hora de elegir, antepuso Suiza a Camerún.

Ya se sabe: “Quien bien te quiere, te hará llorar”. Camerún, que regresaba a un Mundial ocho años después, fue superior a Suiza en el primer tiempo. A los pupilos de Rigobert Song no les hizo falta acaparar la posesión para gozar de las mejores ocasiones.

Las transiciones de Anguissa y el excelso juego de espaldas de Choupo-Moting de espaldas a portería hacían ‘rugir’ a los ‘Leones’. Toko Ekambi ‘mandó a las nubes’ un remate franco tras un mal despeje de Sommer a los 10′. El propio Sommer desvió a los 30′ un tiro cruzado de Hongla.

La mejor ocasión, sin embargo, no llegó a materializarse. Widmer evitó ‘in extremis’ el 0-1 a los 35′. Toko Ekambi se disponía a empujar a placer un ‘pase de la muerte’ de Collins Fai… pero el defensa del Mainz se anticipó.

Dos cabezazos de Elvedi (40′) y Akanji (45′) fueron lo único destacado de Suiza. Salieron fuera. La ‘Nati’, de hecho, se fue al descanso sin disparar a los tres palos.

El guion cambió nada más iniciarse la segunda parte. El primer tiro entre los tres palos llegó en el 48′ y fue gol. Freuler abrió sobre la subida de Shaqiri por derecha y el ahora jugador de Chicago Fire sirvió el pase atrás para que Embolo marcara a placer. El delantero del Mónaco, que suma 12 goles con Suiza, fue a marcar su primer tanto en un Mundial… contra su país de origen.

La reacción de Camerún fue demasiado tímida, por no decir inexistente. Se limitó a una jugada de funambulista de Choupo-Moting sobre la línea. El ‘9’ del Bayern sentó a Akanji… pero se topó con Sommer en el 57′.

Suiza, en cambio, pudo marcar el 2-0 en el 66’… con una jugada calcada a la del 1-0. Widmer ganó línea de fondo y cedió al punto de penalti para Rubén Vargas. Era gol, pero lo evitó el hombro de Onana enviando el balón a córner. El saque de esquina también trajo peligro. Anguissa evitó el doblete de Embolo, que se disponía a empujar sobre la línea un centro de Shaqiri.

Seferovic, en el 95′, volvió a tener el 2-0. Lo evitó la enésima aparición providencial de Castelletto. Al final, decidió Embolo. Estaba escrito: quien bien te quiere… te hará llorar.

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*