Croacia sella el triste adiós de Bélgica

Croacia, que podría ser rival de España en octavos de este Mundial (a falta este viernes de la jornada final del grupo E), alcanzó este jueves los octavos gracias a su 0-0 contra Bélgica, tercera en la pasada edición y que se despidió con amargura de Qatar 2022 tras las grandes ocasiones desperdiciadas por Romelu Lukaku.

Estuvieron frente a frente la subcampeona del mundo, Croacia, y la tercera en Rusia 2018, Bélgica. Roberto Martínez, su seleccionador, anunció después su marcha. Marruecos acabó primera tras derrotar por 1-2 a Canadá.

Bélgica, que fue una sombra de sí misma contra Marruecos (cuando la selección de Roberto Martínez perdió por 0-2), dio esta vez la cara y empezó bien, sobre todo durante los 20 primeros minutos. Kevin de Bruyne, desconocido contra Marruecos, fue más De Bruyne. Bélgica, en la que no estaba de inicio el madridista Eden Hazard (tras su mala actuación ante los norteafricanos) llegó ante la portería defendida por Dominik Livakovic.

El lugar de Eden Hazard en ataque lo ocupó Leandro Trossard, mientras que Dries Mertens actuó como falso nueve y se quedó fuera Batshuayi. Volvieron Yannick Carrasco y Leander Dendoncker tras ser suplentes en la derrota contra Marruecos.

Pero a partir del 20 empezó a crecer Croacia. El colegiado, Anthony Taylor, señaló penalti del extremo del Atlético Yannick Carrasco sobre Andrej Kramaric. Pero el VAR determinó que existió fuera de juego en el inicio de la jugada.

En un partido igualado, vibrante, en la segunda parte apretó Croacia y Thibaut Courtois, portero de Bélgica y del Real Madrid, fue providencial para su selección. Así, el guardameta llevó a cabo grandes paradas en disparos de Mateo Kovacic, Borna Sosa y en dos ocasiones Luka Modric (compañero de Courtois en el Real Madrid). Fue un seguro Courtois para los suyos. Un seguro para seguir creyendo.

Pero a Bélgica no le bastaba con defenderse. Necesitaba desesperadamente marcar para no irse del Mundial. Robert Martínez dio entrada tras el descanso a Romelu Lukaku en lugar de Mertens. El delantero del Inter, quien sale de una lesión, entró en el 81′ contra Marruecos. Este viernes Lukaku cambió el panorama ofensivo de los ‘diablos rojos’.

Así, en el minuto 59 Lukaku estrelló un balón en el palo y en el 62′ dispuso de otra gran oportunidad en un remate de cabeza en el que el esférico salió alto. El encuentro ganaba en dramatismo. Con el 0-0 Croacia estaba en octavos como segunda de grupo porque Marruecos ganaba a Canadá.

Pero un gol de Bélgica lo hubiera cambiado todo. Y pudo marcar Lukaku tras un error de Lovren y Livvakovic, pero el atacante no remató bien y el meta atrapó el balón. Un error del interista que acabó de condenar a Bélgica y de sellar el final de su ciclo histórico.

A Bélgica se le iba el Mundial. Atacaba y atacaba, pero su gol no llegó. Sigue adelante la subcampeona del mundo, Croacia.

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*