Instan a capacitar profesionales sanitarios ante cambio climático

La Habana,-. La educación en el contexto del cambio climático y salud debe orientar hacia nuevos valores en la relación de los seres humanos con el planeta, expresó hoy la doctora mexicana Ana Rosa Moreno Sánchez, Premio Nobel de la Paz 2007, en el ámbito de la IV Convención Internacional Cuba-Salud 2022.

Durante una conferencia magistral sobre la formación de recursos humanos para afrontar los efectos del cambio climático en la salud, Moreno Sánchez destacó la necesidad de mejorar la comprensión colectiva en torno a este tema para diseñar e implementar estrategias más efectivas de adaptación y mitigación.

El empoderamiento se puede lograr a través de las actividades educativas en salud, orientadas hacia una transformación de comportamientos y conductas que pueden causar daño a las personas y repercutir en la calidad ambiental, aseguró la bióloga mexicana.

Durante la cita en el Palacio de las Convenciones de La Habana, resaltó la importancia de fortalecer la capacidad de adaptación del sistema de salud, a través de la educación de la población y la atención diferenciada a comunidades vulnerables.

Solo a través del desarrollo de una generación de profesionales informados y formados en una variedad de campos, la sociedad puede evaluar inteligentemente las complejidades de las interacciones entre el clima y la salud, acotó.

Entre los temas de salud asociados a cambio climático, Moreno Sánchez señaló la capacidad de afrontamiento de la comunidad y del sistema de salud local, la vigilancia de enfermedades asociadas con el clima, la preparación en caso de eventos extremos, los procesos de vacunación, así como la atención primaria y de salud mental.

Mencionó además la utilidad de programas de educación ejecutiva para proporcionar cursos breves de capacitación sobre los desafíos y oportunidades relacionados con la salud y el cambio climático.

Con la creciente comprensión de que el cambio climático es una amenaza constante para la salud humana, los profesionales de la salud, gobiernos, empresas, organizaciones y el público en general deben abordar de manera proactiva sus implicaciones para la salud pública, expresó la especialista.

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*