Exvicepresidente de Bolivia alerta contra división del MAS

La Paz-. Los partidarios del Proceso de cambio en Bolivia prestan atención hoy al llamado a la unidad de uno de los más importantes ideólogos del gobernante Movimiento al Socialismo (MAS), el exvicepresidente Álvaro García Linera.

“No destruyan esta que es una obra de cientos de miles de personas que lucharon contra el neoliberalismo desde hace más de 20 años. Por competencias y angurrias personales no vayamos a afectar esta unidad del pueblo”, reiteró en entrevista al programa televisivo Detrás de la Verdad, del canal DTV.

Autor de varios libros, García Linera instó a resolver los conflictos internos dentro del MAS-Instrumento Político por la Soberanía de los Pueblos (IPSP) e instó a preservar con unidad lo conquistado en dos décadas de lucha por los sectores populares.

El exvicemandatario (2006-2019) reiteró el llamado a resolver las peleas internas dentro del MAS-IPSP y dejar gobernar al presidente Luis Arce, quien fue electo en los comicios de 2020 con el 55,11 por ciento de los votos.

Según el sociólogo marxista, la pugna en el MAS-IPSP es electoral y se adelantó demasiado, lo cual genera las fisuras.

Durante la entrevista con DTV, el autor del libro Sociología de los movimientos sociales en Bolivia, recordó que gran parte de la victoria de Arce en los comicios de 2020 se debieron a “los votos de Evo”.

Sin embargo, insistió en que el actual dignatario es el presidente electo y hay que respetar su gestión “mientras no se desvíe de la línea”.

Calificó de “muy riesgoso” el grado de tensión y separación que sufre hoy el MAS-IPSP, y abogó porque el mandatario Arce frene ataques al líder del MAS-IPSP, Evo Morales, provenientes de funcionarios públicos del actual Gobierno.

Describió que en dos décadas el MAS sufrió varias fisuras, pero opinó que esta es la más peligrosa por un motivo central, que “se ha separado el liderazgo social de Evo Morales del liderazgo estatal de Luis Arce”.

Lamentó que esas contradicciones no se resolvieran antes y pongan en peligro la estabilidad de la mayor fuerza política del país y el triunfo en las elecciones de 2025.

“Las dificultades han surgido de inicio, de algo más sencillo y manejable, pero se ha dejado madurar hasta ver este tipo de diferencias”, subrayó.

Expresó que a “Evo le costó al inicio admitir que no era presidente, 14 años siendo el presidente más importante y ver que un compañero suyo esté gobernándole ha costado asumir. Esto que era administrable se dejó que madure, hasta generar estas distancias y está en riesgo la unidad”.

Vaticinó que, de continuar estas diferencias pueden llegar a divisiones, y si el MAS-IPSP se divide, se pierden las elecciones en 2025, independientemente de que “la oposición esté en la lona”.

García Linera indicó que existe el peligro, incluso, de la aparición de una tercera persona que le dé certidumbre al país y se gane el voto del pueblo.

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*