Brasil maravilla con una exhibición de fútbol y goles (+ fotos)

Brasil maravilló al mundo con una exhibición de fútbol a altura de sus gloriosas épocas. Todos bailan en esta selección que jugó a ritmo de samba ante una entregada Corea del Sur. Neymar, Vinicius, Raphinha, Richarlison e incluso el mismísimo entrenador. Un Tite que, a sus 61 años, se animó a dar unos pasos en la banda, alentado por sus jugadores, para celebrar un gol cuando ya estaba encarrilado el pase a cuartos de final. El viernes espera Croacia, un nuevo obstáculo de la ‘canarinha’ en su objetivo de lograr el sexto título mundial.

La primera parte de Brasil fue sencillamente perfecta. una obra de arte en la que todos sus artistas aportaron su talento para completar un festival futbolístico como hasta ahora no se había visto en el Mundial de Qatar.

Con Neymar ya recuperado de su lesión de tobillo, la ‘seleçao’ no necesitó esforzarse en exceso para lograr el 2-0 en el primer cuarto de hora. Jugando a un ritmo que parecía de otra época, Raphinha solo necesitó una punta de velocidad para irse por la derecha y su centro desde la línea de fondo, tras no llegar en primera instancia Neymar, lo remató a la red Vinicius con una tranquilidad pasmosa ante varios rivales. Conexión Barça-Madrid en el 1-0.

Un penalti justito pero pitable de Jung Woo-young a Richarlison permitió a Neymar ampliar el marcador y, con 76 goles, situarse a uno solo del récord de Pelé con Brasil.

Nadie va a descubrir el arte que emana de las botas de los Neymar, Vinicius, Raphinha o Richarlison, pero todos en la ‘verdeamarelha’ rindieron a un nivel extraordinario. Empezando por el portero Alisson, providencial con sus paradones en las contadas llegadas de los surcoreanos, como cuando les impidió meterse en el partido al sacar un disparo con rosca a la escuadra de Hwang Hee-chan.

Los centrales también tuvieron su cuota de excelencia en la fabricación del 3-0. Marquinhos tocó hacia el balcón del área y Thiago Silva asistió de primeras  para que Richarlison, solo, marcara su tercer gol en el torneo.

Todo funcionó en un equipo superlativo. Casemiro distribuyó como si fuera Tostao y Lucas Paquetá, su pareja en el doble pivote, se desdobló para lograr el 4-0 de volea tras un soberbio pase picado de Vinicius. Cuatro goles en 36 minutos, más que en los tres partidos de la primera fase.

La goleada pudo ser mayor de no ser por varias intervenciones de mérito de Kim Seung Gyu. De hecho en la segunda parte se lucieron los porteros. Brasil, con todo decidido, siguió buscando más goles, pero con cierta relajación, de ahí que Alisson evitara dos goles cantados a Son y Hwang Hee-chan antes de encajar el primer en todo el torneo en un trallazo desde fuera del área del exbarcelonista Seung-Ho Paik.

Fue el consuelo para una Corea del Sur que, abrumada por la exhibición de la ‘canarinha’, se había mostrado muy cándida y sin su fortaleza física característica. Tite se permitió el lujo de dar descanso a Neymar, Vinicius e incluso Alisson. Con el meta Weverton ya ha dado minutos a sus 26 convocados, un detalle que habla de que todos están comprometidos en la conquista del hexacampeonato mundial.

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*