Un misil de Casemiro frente a Suiza clasifica a Brasil (+ fotos)

Un golazo de Casemiro (83´) tras una fantástica combinación entre Vinicius y Rodrygo clasifica a Brasil para octavos de final del Mundial. Después de un partido táctico, donde Brasil se vio encerrada y contenida, una genialidad de un futbolista de corte defensivo dio la victoria a Brasil.

Partido con poco ritmo, con táctica pero sin brillantez. Notó Brasil la falta de Neymar, el futbolista más diferencial de la selección. Pero después de que le anulasen un gol por fuera de juego, Vinicius contribuyó a despertar a su selección. Vini no es Neymar pero quiere parecerse a él.

Tite prefirió ser conservador en su planteamiento y eligió al volante del Manchester United Fred para sustituir a Neymar dando a Paquetà mayor libertad para incorporarse al ataque. Sin Neymar en el campo, la creatividad e imaginación de Brasil caían en las botas de Vini Jr. así que la estrategia de Suiza no podía ser otra que crear una jaula para el madridista; marcaje de Widmer con constante ayuda a un metro de Rieder. El temor de la selección helvética, muy bien asentada en el campo, era que Vinicius se disfrazase de Neymar.

Suiza se dedicó ordenadamente a destruir el juego brasileño como primera opción para aventurarse en dar la sorpresa con Emolo y el omnipresente Akanji. La selección brasileña se encomendaba a Paquetà, un futbolista inteligente y con criterio, y a Raphinha. Precisamente un centro de rosca al segundo palo buscando el remate de Vinicius en el minuto 27 que el madridista no pudo empalmar bien y un disparo desde fuera del área del azulgrana tres minutos después fue lo más destacado de Brasil, que controlaba el partido pero era incapaz de dominarlo hasta el punto de ser realmente peligrosa.

En el minuto 44 un apagón de luz dejaba el espectacular estadio desmontable 974 sin luz durante no más de diez segundos. La luz que le faltó a Brasil para ser realmente la selección que esperamos en el Mundial. 0-0 en la primera mitad. Dos disparos a puerta de Brasil por cero de Suiza. Así se llegó al descanso.

Tite dio entrada en la segunda parte a Rodrygo por Paquetà, que tenía fútbol y estaba siendo uno de los jugadores más destacados. Y acertó. Buscaba el seleccionador la brillantez del madridista, ese desborde y su inteligencia.

Vinicius no era capaz de superar a sus marcadores, no existían entre la seleçao tampoco los automatismos para ayudar a Vini a ser más incisivo, jugaba abandonado pero con Rodrygo mejoró.

Una apertura de Xhaka, con centro al área pequeña de Widmer buscando el remate de una maraña de suizos en el 53 pudo costarle cara a Brasil. La selección suiza hacía un futbol completísimo, una defensa perfecta, pero elevó el tono ofensivo y eso acabó pasándole factura. Cuatro minutos después, un recurso de Neymar con el interior buscando Richarlison, certificando un partido que ya era más de ida y vuelta.

El gol anulado a Vinicius por fuera de juego de Richarlison que la seleçao había celebrado a lo grande fue el primer momento de excitación de los mas de 50,000 brasileños presentes en la grada. Vinicius lo hico muy bien, encarando y rematando a puerta con habilidad. Se rompió el partido al fallo pero Vinicius se vino arriba dando una versión más brasileña. Dejó Suiza en encorsetamiento táctico y eso favorecía al juego un poco más frenético. Y Casemiro se vistió de Neymar. Porque en Brasil todos buscan el gol.Vinicius no era capaz de superar a sus marcadores, no existían entre la seleçao tampoco los automatismos para ayudar a Vini a ser más incisivo, jugaba abandonado pero con Rodrygo mejoró.

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*