Túnez gana a una Francia gris pero queda eliminada

Túnez hizo los deberes este miércoles, logrando el triunfo ante Francia (1-0) en su búsqueda del pase a los octavos del final del Mundial de Qatar 2022. Pero necesitaba de un doble favor en el Australia-Dinamarca y el mismo no aconteció. Concretamente, para que Túnez se clasificase debía acontecido un empate en el citado duelo, y fueron los ‘socceroos’ los que vencieron.

Francia, clasificada de antemano y con el liderato asegurado salvo hecatombe rocambolesca, saltó al verde del Education City Stadium con un ‘once’ plagado de suplentes. Ni rastro de los Mbappé, Griezmann, Dembélé y compañía, aunque estos tres acabarían saliendo en el tramo final en un estéril intento de evitar la derrota. De hecho, Deschamps alineó a varios de sus efectivos lejos de sus posiciones y roles naturales, como Guendouzi haciendo las veces de extremo o el madridista Camavinga sufriendo una barbaridad en el lateral izquierdo.

En cuanto a Túnez, más de lo que se ha visto en lo que va de Mundial, con los aguerridos Skhiri y Laïdouni en sala de máquinas, luchando por cada balón dividido como si la vida les fuese en ello. Andan uno en el Colonia y otro en el Ferencvaros pero no sería de extrañar que el próximo verano recalen en equipos con ambiciones mayores.

Desde el pitido inicial Francia se hizo con el balón, aunque en realidad fue Túnez quien se lo regaló. Los de Jalel Kadri, el único técnico árabe presente en Qatar, se sienten cómodos en la reacción e incómodos en la proposición. Y por ello no es de extrañar que, durante el primer acto, las acciones de peligro tuvieran color blanco tunecino y no ‘bleu’ a pesar de que los de Deschamps acumulasen más del 60% de la posesión.

Ya en la segunda mitad, y mirando de reojo al estadio Al Janoub en el que estaba disputándose el Australia-Dinamarca, Túnez dio un paso al frente y encontró el gol con el que ponerse por delante en el marcador. Fue en el 58′, con Khazri deshaciéndose de un flojo Varane antes de superar a Mandanda con un toque sutil. Se desató la locura en Túnez, y no era para menos ya que en ese momento estaban en octavos de final.

Pero como Australia acabó superando a Dinamarca, el triunfo de Túnez no valió para nada más allá del honor. Y ya en el añadido marcó Griezmann, pero el tanto fue anulado, como si ‘Don Fútbol’ decidiera tener un detalle de cortesía con Túnez.

Sea como fuere, se marcha a casa el combinado africano tras finalizar la fase de grupos, aunque lo hace con el honor (aunque sabor agridulce) de haberse impuesto a Francia y dejando como poso que es una de esas selecciones que bien merecía la suerte de haber llegado a las eliminatorias. En cuanto a los de Deschamps, son un candidato al título, sí, pero la imagen que dieron este miércoles resultó muy pobre.

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*