Luchas internas entre republicanos por liderazgo en Congreso de EEUU

Washington-. Las luchas internas entre los republicanos ensombrecen hoy el camino en la búsqueda del liderazgo de la Cámara de Representantes del Congreso de Estados Unidos tras las elecciones de medio término del 8 de noviembre.

El actual líder de la minoría en la Cámara Baja, Kevin McCarthy (California), enfrenta la oposición de un puñado de sus colegas de línea dura que amenazan con hundir su candidatura a la presidencia de ese cuerpo legislativo.

Pese a que McCarthy ganó la nominación de su partido para encabezar la Cámara de Representantes a principios de este mes cuando logró imponerse (188-31) ante Andy Biggs (Arizona), expresidente del Caucus de la Libertad, es solo un primer paso.

El político republicano necesita obtener el apoyo de la mayoría de sus colegas el 3 de enero para asegurar ser el sucesor de la actual presidenta de la Cámara de Representantes, Nancy Pelosi.

Pero al menos cinco miembros del Partido Republicano (GOP): Bob Good (Virginia), Ralph Norman (Carolina del Sur), Matt Rosendale (Montana), Matt Gaetz (Florida) y Biggs expresaron explícitamente que no votarán por McCarthy en el pleno.

Ello le hará el camino más escarpado porque el GOP cuenta con una ajustada mayoría en la Cámara Baja (222 escaños frente a 213 los demócratas), y eso podría poner sus aspiraciones en zona de peligro.

Aunque congresistas como James Comer son del criterio de que el 3 de enero “nos reuniremos como conferencia y elegiremos a Kevin McCarthy como presidente de la Cámara (Baja)», Biggs consideró que surgirá un candidato alternativo de consenso antes de la fecha prevista para hundir esa candidatura.

Tres semanas antes de las elecciones de mitad de período del 8 de noviembre, el político enfureció al grupo pro-Trump dentro del hemiciclo después de sugerir que aún no ha visto alguna ofensa impugnable cometida por el gobierno de Joe Biden.

Los republicanos de línea dura partidarios de esa medida contra el ocupante del Despacho Oval o algún miembro de su gabinete reaccionaron molestos por esos comentarios.

Dos semanas después de los comicios, McCarthy adoptó un tono diferente y pidió la dimisión del secretario de Seguridad Nacional, Alejandro Mayorkas, al que acusa de no aplicar las leyes de inmigración.

También reiteró hace poco su promesa de retirar a tres demócratas de sus comisiones: Adam Schiff y Eric Swalwell, ambos de California, que integran el Comité de Inteligencia de la Cámara de Representantes, así como a Ilhan Omar (Minnesota) del Comité de Asuntos Exteriores.

En la búsqueda del sustituto de Pelosi si nadie obtiene la mayoría, la votación irá a otro escrutinio, algo que ocurrió por última vez hace un siglo.

Recordó el periódico que la elección de presidente de la Cámara de Representantes más larga de la historia se produjo en la década de 1850 y requirió 133 sufragios a lo largo de dos meses.

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*