Leyes permisivas sobre portación de armas estimula violencia en EEUU

Washington-. La existencia de varias leyes permisivas en cuanto a la portación de armas de fuego guardaría estrecha relación con el aumento de la violencia provocada hoy por estos dispositivos letales en Estados Unidos, alertan expertos.

Las agresiones con esos artefactos en el país crecieron notablemente durante los últimos tiempos, con 610 en el transcurso de este año, estadística que convierte a 2022 en el tercero que de manera consecutiva supera las seis centenas de estos incidentes.

Acorde con el sitio Gun Violence Archive, 690 tiroteos con múltiples víctimas ocurrieron durante 2021, 80 más que en el calendario precedente.

Asimismo, una investigación del American Journal of Public Health alertó acerca del aumento de las personas que cargan con un arma todos los días pues, según la indagación, seis millones de adultos estadounidenses procedieron de tal manera en 2019, el doble de los que dijeron hacerlo en 2015.

El estudio destaca un cambio en el motivo para cargar un arma en el país, con porcentajes cada vez mayores que refieren poseer una para defensa propia, no para cazar o recrearse, y eligen llevarla con ellos cuando salen en público, dijo Ali Rowhani-Rahbar, profesora en la Universidad de Washington y autora del estudio.

Añadió que la cantidad de adultos que portan un arma a diario en la actualidad probablemente sea incluso mayor que la estimación de 2019, gracias a un aumento sin precedentes en las ventas esos objetos durante la pandemia de Covid-19.

“Tenemos todas las razones para creer que esta es una tendencia que probablemente continuará”, agregó.

El estudio es la estimación revisada por pares más reciente disponible sobre cuántos estadounidenses portan armas en público con regularidad, remarcó, y aún no se ha realizado una encuesta equivalente posterior a la pandemia.

Si bien el efecto de las leyes permisivas sobre el porte de armas en los delitos con armas de fuego se ha debatido intensamente dentro y fuera de los círculos de investigación, la totalidad de la evidencia se inclina hacia una asociación entre las políticas permisivas y un aumento de la violencia, afirmó.

“El país se ha estado moviendo en su conjunto, en las últimas dos o tres décadas, muy clara y dramáticamente hacia la flexibilización de las leyes de portación”, aclaró.

Adicionalmente, algunos estados grandes que tenían leyes de portación estrictas, incluidos Nueva Jersey y California, ahora están en proceso de cambiarlas, gracias a la decisión de la Corte Suprema de junio pasado.

En ese entonces, el Tribula derogó, por estimarla anticonstitucional, una ley de Nueva York que exigía a las personas demostrar una necesidad particular de cargar un arma con el fin de poder obtener una licencia para llevarla en público.

Eso solo acelerará la cantidad de personas que portan armas en público, opinó por su parte el director de políticas del Giffords Law Center to Prevent Gun Violence, Adam Skaggs.

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*