Kevin McCarthy gana la presidencia de la Cámara de Representantes tras 15 rondas de votaciones

El republicano Kevin McCarthy ha sido elegido como nuevo presidente de la Cámara de Representantes del Congreso de EE.UU. tras 15 tentativas de votación, en medio de las divisiones que su candidatura ha generado en las filas de su partido.

El político, que hizo frente a la oposición de un grupo de republicanos, obtuvo 216 votos, mientras que su rival demócrata Hakeem Jeffries recibió 212. De esta forma, Jeffries se convierte en el primer afroamericano que encabeza un partido en el Congreso, sucediendo a Nancy Pelosi al frente de los representantes del Partido Demócrata.

La votación terminó pasada la medianoche. Hacía 164 años que no se prolongaba tanto una elección del presidente de la Cámara baja del Congreso de EE.UU., recoge la CNN.

Uno de los republicanos de los que dependía el futuro de McCarthy era el congresista Matt Gaetz. Durante esta ronda, volvió a decir: “Presente”, uniéndose a los legisladores que, votando de esa manera, reducen la cuenta general necesaria para alcanzar la mayoría. Otros cinco miembros de la Cámara votaron de igual forma.

El ambiente se caldeó tanto durante las votaciones que, en determinado momento, el republicano Mike Rogers empezó a cargar contra Gaetz, lo que obligó a intervenir físicamente a otro republicano, Richard Hudson, para aplacarlo. “¡Mantengan la compostura!”, gritó alguien en medio del incidente.

Durante la ronda previa de votación, celebrada poco antes, a McCarthy le faltó solo un voto para alcanzar la mayoría, sumando los de los miembros presentes en la Cámara que optaron por alguno de los candidatos y sin contar los votos “presentes” ni los congresistas ausentados.

Por su parte, el presidente Joe Biden felicitó a McCarthy por su elección y se mostró dispuesto a cooperar con la bancada republicana en algunas áreas. “Estoy preparado para trabajar con los republicanos cuando pueda y los votantes dejaron claro que esperan que los republicanos también estén dispuestos a trabajar conmigo”, declaró.

Concesiones y posibles primeros pasos
Para hacerse con la presidencia de la Cámara Baja, el republicano tuvo que convencer a algunos de sus opositores dentro de la bancada conservadora para que cerraran filas en torno a su candidatura, al tiempo que se vio obligado a hacer una serie de concesiones.

Una de las concesiones consiste en el restablecimiento de una antigua norma de la Cámara que permitirá a cualquier miembro convocar una votación para destituir a McCarthy, detalla AP.

Entre sus posibles primeros pasos a dar, McCarthy sopesa limitar el gasto discrecional en defensa del año fiscal 2024 a niveles de 2022, cuando fue de 782.000 millones de dólares, pasando hasta los 857.000 millones en el año fiscal 2023.

El nuevo presidente de la Cámara Baja, que representa al estado de California y sirvió antes como líder de la minoría, se comprometió antes de salir elegido a lanzar varias investigaciones contra el presidente Joe Biden y su Administración.

“Nunca me rindo”
En el discurso que pronunció tras asumir sus nuevas funciones, McCarthy recalcó que, en primer lugar, se siente responsable ante la nación y que trabajará con cualquier que desee “un futuro mejor” para el país. “Espero que una cosa quede clara después de esta semana: que nunca me rindo”, comentó el político su arduo y largo camino hacia la presidencia de la Cámara.

“Nuestro sistema se basa en controles y equilibrios, y ya es hora de que seamos un control de las políticas del presidente. […] Usaremos la fuerza del monedero y la fuerza de la citación para hacer el trabajo”, prometió.

Entre otros temas, McCarthy abordó la crisis en la frontera sureña del país, la cuestión de la deuda nacional, la rivalidad con China y la necesidad de recuperar puestos de trabajo en el suelo estadounidense, al tiempo que instó a poner fin al “adoctrinamiento ‘woke’ en nuestras escuelas”.

En relación a China, McCarthy prometió crear un comité bipartidista para “investigar cómo recuperar los cientos de miles de puestos de trabajo que se fueron a China”. “Y entonces ganaremos esta competición económica”, aseguró.

En las elecciones de medio término que se celebraron el pasado noviembre, el Partido Republicano quedó con el control de la Cámara de Representantes de EE.UU., al obtener 222 escaños. Sin embargo, el organismo no lograba elegir a su presidente durante cuatro días consecutivos.

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*