Inglaterra arrolla a Senegal y se cita con Francia en cuartos

Harry Kane es el factor diferencial de una Inglaterra que superó con nota alta el considerable obstáculo que representaba el enfrentamiento ante Senegal, vigente campeona de África, y ahora se cita con Francia en una apasionante eliminatoria de cuartos de final. Todo un clásico del fútbol europeo y mundial.

A Kane, Balón de Oro en Rusia 2018 con 6 goles, se le pedía, se le exigía, que marcara por fin en este Mundial de Qatar. Y lo hizo hoy pero su ascendencia en la selección inglesa va mucho más allá. Si en la fase de grupos dio tres asistencias, el gran capitán volvió a ejercer como tal con una maniobra en el centro del campo que desequilibró a una Senegal que hasta entonces había complicado a los ‘pross’ con su juego físico y solidario.

Inglaterra no había disparado una sola vez a puerta cuando, en el minuto 38, Kane lideró un gran jugada coral que empezó Phil Foden, rompiendo líneas con un perfecto envío a Jude Bellingham. cuyo centro desde la izquierda lo llevó a la red Jordan Henderson con un remate cruzado.

Kane volvió a demostrar que no es solo un goleador, que a sus 29 años su futbol ha evolucionado hasta convertirse en un jugador total, capaz de generar ocasiones para sus compañeros dando sentido al juego ofensivo.

Pero Kane no está solo en esta Inglaterra y hoy contó con el apoyo de un Foden que estuvo a su altura. El extremo del City intervino en los tres goles. El primero iniciando la jugada y en los otros dos asistiendo. En el 2-0, en el descuento de la primera parte, Foden recibió del también destacado Bellingham, que inició con clase y potencia otra contra, y dejó solo a Kane para que fusilara a Édouard Mendy.

Mediada la segunda parte, Foden desbordó por la izquierda y puso un balón que Bukayo Saka llevó a la red con un toque sutil. Con su tercer gol en el torneo el extremo del Arsenal devolvió la confianza a Gareth Southgate, que le devolvió a la titularidad pese a que Marcus Rashford se salió con su doblete ante Gales.

El 3-0 ya fue una losa muy pesada para Senegal, al que el segundo gol justo antes del descanso le dejó ‘groggy’. Dos contras letales habían echado por la borda todo su trabajo colectivo y frustrado su ilusión de alcanzar por segunda vez los cuartos de final de un Mundial.

Los campeones de África no solo habían dificultado con su buena presión la salida de balón de Declan Rice sino que la movilidad y velocidad de Ismaila Sarr y Boulaye Dia planteó problemas a la zaga inglesa. Ambos pudieron abrir el marcador, primero Sarr con un remate alto a boca de gol y Dia (propiedad del Villarreal) con un remate que obligó a Jordan Pickford a prodigar el paradón del partido.

Pero Kane hizo despertar a Senegal del sueño de ser la primera selección africana en ganar en un Mundial a Inglaterra. Doce goles en 4 partidos, y solo dos en contra permiten a sus aficionados ilusionarse con ganar el segundo Mundial de su historia tras aquel lejano de 1966. El primer obstáculo importante está superado pero a los ‘pross’, subcampeones de Europa, les espera ahora una Francia que aspira a revalidar el título. Casi nada.

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*