El ‘chip diabólico’ que enfadó a Cristiano Ronaldo por dejarle sin gol

Cristiano Ronaldo es el único futbolista de la historia en marcar gol en cinco mundiales diferentes. Lo logró en el estreno mundialista de Portugal ante Ghana.

En el choque ante Uruguay, el ex del Real Madrid ‘molestó’ lo justo a Rochet para que el portero uruguayo no viera el balón lanzado por Bruno Fernandes. El delantero corrió a celebrar el tanto como suyo, pero el fútbol de hoy en día está lleno de chivatos y el interior del balón oficial de Adidas, llamado Rhila, tiene un chip que determina el autor del último impacto del balón y el premiado en la ocasión no fue CR7 y sí su ya excompañero en el United.

La alegría del delantero duró muy poco. El chip le delató y sus gestos de decepción mirando el momento en él que se anunció el nombre del goleador de manera oficial, le delató. Levantó la cabeza en un par de ocasiones para certificar que el gol no era suyo. Tal y como informó Edu Aguirre en ‘El Chiringuito’ la delegación portuguesa tiene decidido pedir la autoría del gol para CR7, algo que de momento no ha llegado a la FIFA.

No hay debate alguno. Es como los fuera de juego que se están señalando desde el VAR. Todo está medido al milímetro y el chip no ha dejado lugar a la duda pese a que Cristiano Ronaldo no tuviera tan claro que ese noveno gol que había logrado en una fase final de una Copa del Mundo no fuera suyo.

El balón del mundial incorpora un chip que detecta todos y cada uno de los toques que se producen. Es el escenario montado alrededor del fuera de juego semiautomático, pero que vale para todas las aspectos del juego. Cualquier incidencia sobre el balón influye a la hora determinar la posición de un jugador, de ahí que se detecte todos los toques.

‘Falta de latido’ del balón en el en el remate de Cristiano

Sobre esta polémica, Adidas confirma que el capitán de Portugal no toca la pelota en el gol concedido a Bruno Fernandes. “Utilizando la tecnología ‘Connected Ball’ alojada en el balón oficial Al Rihla de Adidas, se puede mostrar que no hay ningún contacto en la pelota de Cristiano Ronaldo para el primer gol en el juego.

No se pudo medir ninguna fuerza externa en la pelota, como se muestra por la falta de latido en el esférico y en las mediciones”, afirma la multinacional alemana, fabricante del balón oficial del Mundial. Y añade: “El sensor IMU de 500 Hz dentro de la pelota permite un alto nivel de precisión en el análisis”.

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*