De “trenes”, favoritos y simuladores en el mundial de Qatar

Diego Armando Maradona, siempre directo, sincero y no exento de polémicas, decía que le gustaba que a su país, Argentina,  no lo contaran entre los candidatos a la Copa del Mundo de fútbol porque “los favoritos nunca ganan”.

Pudo ser una exageración del Pelusa, pero es verdad que en muchas ocasiones los “elegidos” de antemano por los especialistas se fueron de las citas universales con las manos vacías; a veces, hasta haciendo papeles ridículos.  En otras sí ganaron convincentemente, como lo hizo Francia hace cuatro años, en Rusia, donde aplastó a varios de los rivales, incluyendo a Croacia, su contendiente en la gran final.

Ahora, a pocas horas de la arrancada del mundial de Catar, primero que se celebra en un país árabe, la selección que dirige desde hace una década Didier Deschamps vuelve a salir como favorita.

A pesar de las ausencias de Paul Pogba, N’Golo Kanté y  Christopher Nkunku –los tres lesionados- Francia ha armado una maquinaria  tremenda, encabezada por el último ganador del Balón de Oro, Karim Bezema, y por otro que probablemente lo ganará en el futuro: Kylian Mbappé.   El resto de la plantilla (Griezman, Giroud, Coman, Dembelé, Koundé, Pavar…) brilla en todo su esplendor.

Veremos si Benzema logra recuperarse a tiempo de una lesión que lo alejó de la cancha en el Real Madrid en las últimas semanas de la Liga española, pero aún sin él “Les Bleus”  lucen muy fuertes para esta copa.

No en balde, hace unos días, Lionel Messi expresó que Francia y Brasil parecen estar por encima de los otros 30 elencos que competirán del 20 de noviembre al 18 de diciembre en los modernos estadios cataríes, aunque agregó que Inglaterra, Alemania y España se ven con escuadras sólidas . Claro,  en un mundial –también  lo dijo- “siempre hay sorpresas” y ganar, cuando las selecciones están parejas, puede depender hasta de la suerte.

En realidad Brasil parece el otro gran “tren” de la Copa, con mucha pólvora en la delantera (Neymar, Vinicius, Rodrygo…Richarlison),  un medio campo de lujo (Casemiro, Lucas Paquetá,   Fabinho, Fred…) y una defensa envidiable (Marquinhos,  Thiago Silva,  Éder Militao, Danilo…).

Si el gigante sudamericano triunfara se llevaría su sexto título, mientras que Francia archivaría el tercero.

Por cercanía y simpatía, muchos en Cuba miramos con optimismo a Argentina, una selección que lleva 36 partidos sin perder -26 victorias y 10 empates- y que en Catar pudiera establecer un récord planetario pues la racha de más juegos sin derrotas la tiene Italia, con 37.

La plantilla que ha venido armando Lionel Scaloni en los últimos cuatro años tiene como principal virtud que no depende del genio de Messi, aunque la Pulga sigue siendo el máximo referente, junto a Ángel Di María, Lautaro Martínez y Nicolás Otamendi.

Los que ya sacan cálculos hablan de un posible final Francia vs Argentina, teniendo en cuenta posibles cruces después de las clasificaciones. Y los simuladores, cada vez más usados para las apuestas, les brindan opciones como finalistas, además, a Brasil, Países Bajos, Bélgica, España, Dinamarca y Alemania.  Pero si todo fuera tan fácil no sería necesario jugar. A partir del domingo comenzaremos a saber la verdad.

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*