Cuba y su Turnat como impulso turístico

La Habana-. La culminación hoy en este país de la 13 edición del Evento Internacional de Turismo de Naturaleza (Turnat 2022) indica la voluntad de esta nación de estar al corriente de las más recientes tendencias recreativas mundiales.

Se trata de una modalidad de descanso activo, dividida en turismo de naturaleza, aventuras y ruralidades, para las cuales este archipiélago tiene mucho por aportar.

Desde hace algunos años, y sobre todo a partir de la pandemia de la Covid-19, familias enteras buscan en los cinco continentes tomar vacaciones en lugares apartados, donde además de protegerse de las actuales enfermedades puedan conocer mejor escenarios antes no visitados.

De ahí que los expertos de 19 países asistentes a Turnat busquen respuestas y persigan promover tal variante a la hora de organizar sus programas y paquetes de viaje.

Por demás, se trata de mirar a la naturaleza y aprender de ella la necesidad actual de protegerla lo mejor posible.

Ese parecer lo sustentó el primer ministro cubano, Manuel Marrero, en sus palabras de inauguración de Turnat (20 al 24 de septiembre) en el Hotel Blau Arenal Habana Beach, acompañado por el titular de la cartera de turismo, Juan Carlos García.

Dijo en ese momento que Cuba puede insertarse y participar en los más notables destinos del turismo de naturaleza, complementado con el de sol y playa por sus excepcionales condiciones.

De acuerdo con los programas de los organizadores, la Agencia de Viajes Ecotur S.A., la reunión que hoy concluye tuvo por escenario el occidente insular, en este caso las provincias de La Habana, Artemisa, Mayabeque, Pinar del Río y el municipio especial de Isla de la Juventud.

El turismo de naturaleza en este país constituye en la actualidad uno de los ejes de intercambios y atractivo especial.

Esta nación cuenta con 110 mil 922 kilómetros cuadrados, incluidos 746 kilómetros de costas (una longitud general de mil 250 kilómetros desde el más occidental Cabo de San Antonio hasta la más oriental Punta de Maisí).

Para completar el panorama de estadísticas geográficas se debe recordar que posee 200 bahías, unos dos mil cayos e islotes y 588 kilómetros de playas clasificados por su importancia para el turismo.

Y por poner otro significativo ejemplo, aparece el más emblemático sitio de ese paisaje en el Pico Turquino, debido a ser la montaña más alta de Cuba, con mil 974 metros, en el oriente.

Existe un Sistema Nacional de Áreas Protegidas (SNAP) que garantiza, a partir del marco legal y constitucional, los viajes de naturaleza y aventuras.

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*