Biden y la amarga política antiinmigrante de EEUU

Washington-. “No se presente en la frontera, quédese donde está y solicite legalmente desde allí”, fue la aclaración realizada por el presidente de Estados Unidos, Joe Biden, a quienes hoy pretenden emigrar hacia la nación norteña.

En esos términos el mandatario del país más poderoso del mundo comunicó las nuevas medidas adoptadas por su administración y bajo las cuales quienes busquen ingresar ilegalmente serán expulsados a México con efecto inmediato.

Pese a estar vigente aún el Título 42, que permite el rechazo acelerado de los solicitantes de asilo en Estados Unidos, las nuevas medidas añaden otras restricciones para los inmigrantes irregulares como un veto de reingreso vigente por cinco años, y limitaciones para aplicar posteriormente a recursos legales de solicitud de residencia.

«Las personas que no tengan una base legal para permanecer en Estados Unidos estarán sujetas a ser expulsados o removidas rápidamente. A quienes se les proporciona un camino seguro, ordenado y legal no arriesgan sus vidas recorriendo miles de kilómetros en manos de traficantes, sólo para llegar y enfrentarse a las consecuencias legales de la entrada ilegal”, dijo el secretario de Defensa, Alejandro Mayrokas.

El Departamento de Seguridad Nacional (DHS) aseguró además en un comunicado que nuevos procesos estarán en vigor para cubanos, venezolanos, haitianos y nicaragüenses que les darían la autorización para trabajar en la nación norteña, mientras añade severas consecuencias para quienes desconozcan las vías implementadas.

Hasta 30 mil personas de esas cuatro nacionalidades podrán ingresar a territorio estadounidense por una vía legal y simplificada, tras el estudio de las solicitudes caso a caso, añadió la información.

Entonces, detalló, se otorgaría un permiso temporal de hasta dos años, siempre que pasen rigurosos controles biométricos y biográficos de seguridad nacional y pública, tengan un patrocinador en Estados Unidos que se comprometa a proporcionar apoyo financiero y de otro tipo, y cumplan con las vacunas y otros requisitos de salud.

Según el DHS, el objetivo de las disposiciones es mejorar la seguridad de la frontera, limitar la inmigración irregular y crear procesos adicionales seguros y ordenados para que las personas puedan llegar legalmente a Estados Unidos.

Sin embargo, no parece casual que tres de los países a los que supuestamente Estados Unidos brinda facilidades migratorias sean asimismo blanco de sanciones por parte de Washington como desde hace un tiempo ocurre con Nicaragua y Venezuela, y por más de 60 años con Cuba.

Desconoce entonces la administración de Biden cuánto repercuten las políticas coercitivas aplicadas contra estos pueblos, y en detrimento de sus posibilidades de desarrollo y crecimiento económico.

En el caso cubano, el incumplimiento injustificado desde 2017 del compromiso de otorgar 20 mil visas anuales y el cierre también del procesamiento de visas en la embajada estadounidense en La Habana, provocaron una acumulación significativa del potencial migratorio, que afecta a los dos países y a otros de tránsito.

Así lo declaró la víspera Ernesto Soberón, director de Asuntos Consulares y de Cubanos Residentes en el Exterior del Ministerio de Relaciones Exteriores de la isla, quien mencionó cómo el reforzamiento del bloqueo económico desde 2019 agravó esa situación.

Se sabe que el empeoramiento de las condiciones socioeconómicas en cualquier territorio se convierte en una de las causas fundamentales de la emigración, y los emigrantes cubanos no son la excepción, dijo.

Consideró igualmente que una relación normal, que incluya las visitas temporales entre los dos países, también contribuiría a disminuir el potencial migratorio y los intentos de entrar a Estados Unidos por vías y con prácticas irregulares, al tiempo que favorecería la comunicación entre las familias de la isla.

“La política migratoria de Cuba facilita el viaje de sus nacionales hacia el exterior y el regreso a Cuba, de manera regular, ordenada y segura. El incremento sostenido de los viajes, en un sentido u otro, previo y posterior a la pandemia de Covid-19, así lo constatan”, afirmó.

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*