Aparecen nuevas figuras en el ámbito notarial con el nuevo código de las familias

Nuevas figuras aparecen en el ámbito notarial a partir de las variaciones que trajo consigo el Nuevo Código de las Familias, aseguró Roxana Robles Ayala, jefa del Departamento de Notarías en la provincia de Granma.

Uno de los ejemplos es la unión de hecho afectiva, especie de reconocimiento de años en los que las personas hayan tenido una relación estable, se pueden reconocer estos vínculos cuando se hayan extinguido y sirve solo para reconocer la duración que tuvieron.

Refiere Robles Ayala que en estos casos, ya no se pueden retrotraer los efectos del matrimonio, como sucedía en la norma anterior, y que para demostrar una unión de hecho afectiva deben presentarse documentos de prueba, como certificaciones de nacimiento de los hijos, títulos de propiedad de alguna vivienda o de bienes adquiridos en común, y fotografías que deben incorporarse al protocolo del notario.

La jefa del departamento de Notarías en Granma explica que otro de los cambios establecidos en el nuevo código es la delegación de la responsabilidad parental, trámite que siempre se realiza de conjunto con especialistas de la Fiscalía, sólo algunas facultades pueden ser delegadas a otros familiares y tiene el término de un año.

En el caso de los divorcios, se incorpora que cuando existen hijos menores se trabaja también de conjunto con los expertos de la Fiscalía y si es necesario, se escucha al menor, quien tiene el derecho de elegir con cuál de sus padres desea quedarse para que este tenga su guarda y cuidado.

Asegura Roxana Robles Ayala, que de igual modo, en los divorcios se establece como novedad que los animales de compañía se quedan con uno de los ex cónyuges y la otra persona tiene derecho a relacionarse y el deber de ofrecerle a esta mascota una pequeña pensión para la compra de sus alimentos.

Una nueva figura notarial para el divorcio es la relacionada con las personas que tienen derecho real de habitación, son quienes no son propietarios de la vivienda y deben abandonar el sitio donde convivían, pueden estar hasta tres meses en una habitación del inmueble donde desarrolló su matrimonio.

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*