Alertan en México malas intenciones de ultraconservadores de EEUU

Ciudad de México-. La Conferencia Política de Acción Conservadora (CPAC), que se celebrará este fin de semana en la Ciudad de México tiene muy malas intenciones para México, alertaron hoy expertas.

La institución ultraderechista nacida en Estados Unidos en 1974 e impulsada en los últimos años por el expresidente Donald Trump, se reunirá en la capital mexicana los días 18 y 19 con el objetivo, entre otros, de plantarse en este país para extenderse a América Latina, denunciaron las especialistas.

Heidi Beirich, cofundadora del Proyecto Global contra el Odio y el Extremismo, de Estados Unidos, Gisela Zaremberg, investigadora de Flacso México, y Fernanda Díaz de León, de la organización Ipas Lac, alertaron sobre esos propósitos.

Dijeron que al cónclave conservador asistirán Steve Bannon, estratega del expresidente Trump y señalado de haber instigado el asalto al Capitolio el 6 de enero de 2021, y Eduardo Bolsonaro, diputado brasileño hijo del mandatario saliente, y el propósito es darle voz a un bloque de activistas ultraconservadores mexicanos.

Entre estos últimos están el activista de derecha católica Eduardo Verástegui y su Movimiento Viva México, los exdiputados del extinto Partido Encuentro Social Juan Carlos Leal y Elsa Méndez, impulsores del PIN Parental creado en España por VOX, Juan Iván Peña, de México Republicano, vinculado con el Partido Republicano estadounidense.

Díaz de León alertó que CPAC espera con esos y otros ultraconservadores fomentar su base en México y utilizarla para expandirse en la región.

Recordó que Verástegui, principal promotor del cónclave conservador que por primera vez se realiza en territorio mexicano, dijo hace unos meses en una reunión de CPAC celebrada en Texas que México es una oportunidad única para construir alianzas entre los defensores de la “libertad en el hemisferio” y unirse contra aquellos que quieren imponer el socialismo.

Las especialistas llamaron a no menospreciar a la red de organizaciones ultraderechistas mexicanas que participarán en la CPAC, a la que Zaremberg describió como “una incubadora de corrientes de extrema derecha, fascistas, anti derechos, antigénero, anti grupos LGBTI+ y antimigrantes.

No es un espacio trivial que pueda pasar desapercibido, advirtió. Como se ha mencionado, hay actores concretos con proyectos electorales concretos y con recursos importantes.

En sus últimas reuniones en Estados Unidos, Donald Trump ha sido un orador consuetudinario de la CPAC como en su tiempo lo fue Ronald Reagan, impulsor del neoliberalismo globalizado junto con la británica Margaret Thatcher, y fue desde esa institución donde lanzó su primera candidatura presidencial.

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*