Trump y DeSantis, ¿de amigos a rivales?

Washington-. Las diferencias entre el expresidente Donald Trump y el gobernador de Florida, Ron DeSantis, se agudizan hoy a medida que aparecen como posibles rivales por la nominación republicana para las elecciones de Estados Unidos en 2024.

El respaldo de Trump ayudó a impulsar a DeSantis a través de una primaria del Partido Republicano (GOP) en la carrera por la gobernación del sureño estado en 2018.

Sin embargo, los dos se posicionan frente a una eventual batalla por la Casa Blanca y comienzan a aflorar divergencias en cuanto a temas como las vacunas y la respuesta a la pandemia de la Covid-19.

Según destacó el diario The Hill, algunas de las posiciones políticas de DeSantis están en conflicto directo con las de Trump.

«Seguiremos viendo cómo esta guerra fría se calienta cada vez más, y lo único que hay que ver es cuándo DeSantis comienza a criticar o responder abiertamente a Trump», dijo Sam Nunberg, un estratega del GOP que asesoró la campaña del magnate en 2016.

El criticado manejo de Trump de la pandemia se vislumbra como un posible punto político débil para el exmandatario entre los votantes de cara a las primarias republicanas.

La semana pasada, DeSantis pareció moverse de nuevo a la derecha de Trump cuando formó un comité estatal que actúe de contrapeso a las agencias federales de salud, como los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades, y solicitar una investigación sobre las vacunas de la Covid-19.

Expertos sanitarios, e incluso algunos republicanos, se opusieron a la medida, argumentando que sembraría la desconfianza cuando el Gobierno federal presiona a más estadounidenses para que se pongan los inmunógenos de refuerzo contra el virus SARS-CoV-2, causante de la enfermedad.

Además, Trump ha pasado los dos años transcurridos desde que dejó el cargo obsesionado sobre todo con las elecciones de 2020, de las que sigue afirmando que fueron fraudulentas o amañadas en su contra pese a no presentar pruebas.

Desde que anunció su candidatura a la Casa Blanca en 2024, el expresidente se convirtió en un imán para la polémica: cenó con un nacionalista blanco en su club de Florida, y sugirió que partes de la Constitución deberían obviarse para que él pudiera repetir las elecciones de 2020 o volver al poder, comentó el periódico.

La crítica de Trump a DeSantis hasta ahora ha sido que debe su victoria electoral de 2018 al respaldo del entonces presidente.

El gobernador, por su parte, apoyó una ley para restringir el debate sobre género y sexualidad entre los escolares más jóvenes, transportó a emigrantes de Texas al enclave demócrata de Martha’s Vineyard y se opuso a los requisitos del uso de máscaras en las escuelas para evitar la propagación de la Covid-19.

También aprobó un mapa del Congreso que favorecía fuertemente a los republicanos, lo que ayudó al partido a conseguir escaños adicionales en las elecciones legislativas del pasado 8 de noviembre.

Para los observadores, DeSantis retrasará cualquier anuncio sobre una campaña para 2024 hasta finales de la próxima primavera o el verano en espera de acumular más victorias políticas que podrían diferenciarlo de Trump.

Entretanto, los electores del GOP muestran un gran interés en el gobernador de Florida incluso de manera más favorable que respecto al expresidente, según una encuesta del periódico The Wall Street Journal.

En un hipotético enfrentamiento entre DeSantis y Trump, el primero vencería con un 52 por ciento de los votos frente al 38 por ciento que obtendría el exmandatario, quien capitalizó el apoyo entre los que se consideran «muy conservadores» y los que no tienen estudios universitarios.

DeSantis está por delante entre los votantes autodenominados algo conservadores y los que cuentan al menos un título universitario.

Asimismo, 86 por ciento de los entrevistados expresó un criterio favorable sobre el gobernador de Florida, lo que descendió a 71 por ciento cuando se refirieron a Trump.

Desde la derrota de los republicanos en el Senado en las «midterm» (elecciones de medio término) y tras la reducida ventaja que alcanzaron en la Cámara de Representantes, surgieron voces dentro del partido que cuestionan el liderazgo de Trump.

En cambio, DeSantis gana adeptos, en especial al superar holgadamente a su contrincante demócrata en los recientes comicios y muchos lo ven ya como la persona capaz de hacer frente a Trump en las primarias del partido.

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*