Relaciones entre Rusia y occidente cambiaron

Por-. Germán Ferrás Álvarez


Moscú -. Las relaciones entre Rusia y Occidente cambiarán a partir de ahora, en tanto que Moscú no permitirá mentiras al firmar documentos internacionales, resumió el canciller ruso, Serguéi Lavrov, en una valoración de los resultados de la diplomacia del país euroasiático en 2022.

El jefe de la diplomacia rusa recordó que los casos de mentiras de Occidente a la hora de firmar documentos emergieron «con la declaración del Consejo Rusia-OTAN, y la de Estambul, emitida por la Organización para la Seguridad y la Cooperación en Europa (OSCE).

Para Lavrov, el caso más grave ocurrió con el acuerdo sobre el arreglo de la crisis en Ucrania en febrero de 2014, que garantizaron Alemania, Francia y Polonia, aprobado por el Consejo de Seguridad de la ONU.

Occidente los firmó a sabiendas de que ni siquiera los iba a aplicar, simplemente nos mintieron en la cara firmando estos compromisos solemnes a nivel de presidentes y primeros ministros, por eso dejamos de creer en su palabra, explicó.

Ese criterio no es solo de Moscú, ahora nos lo dicen en cada esquina, y lo reafirmó el secretario general de la Organización del Tratado del Atlántico Norte, (OTAN) Jens Stoltenberg.

PROPUESTAS DE PAZ DE UCRANIA SON ABSURDAS

Al hacer un balance del 2022, durante el cual el conflicto en Ucrania concentró la mayoría de los esfuerzos diplomáticos rusos, el ministro de Asuntos Exteriores de la Federación de Rusia recordó que Kiev propone absurdas iniciativas de paz para resolver la contienda.

El presidente ucraniano, Vladimir Zelenski, presentó un plan de 10 puntos con todo lo que puede: seguridad alimentaria, seguridad energética, seguridad biológica, retirada de las tropas rusas de todas partes, arrepentimiento de la Federación de Rusia, tribunal, condena, enumeró el canciller.

Al respecto, Lavrov subrayó que las negociaciones con Zelenski están descartadas, «aunque solo sea porque prohibió legalmente negociar con el gobierno ruso».

La iniciativa de Kiev implica garantías de seguridad nuclear, alimentaria y energética, un intercambio de «detenidos», según la fórmula «todos por todos», y el restablecimiento de la integridad territorial de Ucrania.

El canciller agregó que Kiev aspira a crear un mecanismo internacional para compensar a Ucrania por las pérdidas de las hostilidades a costa de los activos rusos.

“Más allá de lo que diga Zelenski, es Occidente quien decide por Ucrania, pues le prohibieron a Kiev llegar a un acuerdo con Rusia a finales de marzo. Ellos deciden y los hicieron sin Ucrania por Ucrania”, declaró el jefe de la diplomacia rusa.

Lavrov recordó que desde entonces, los representantes occidentales dicen que es pronto para iniciar negociaciones, pues apuestan por darle más armas a Ucrania para que comience las negociaciones desde una posición más fuerte, explicó el canciller.

Igualmente precisó que Rusia está lista para responder a cualquier propuesta occidental seria para resolver la situación, pero por el momento no ha habido ninguna.

RUSIA SE ENFRENTA A UNA GUERRA HÍBRIDA

Estados Unidos y sus satélites llevan muchos años preparándose para el inicio de una «guerra global híbrida contra la Federación de Rusia», pese a negarlo, la cantidad de apoyo a Ucrania muestra claramente que han apostado «mucho» en el conflicto, precisó Lavrov.

Algún día esta guerra terminará, y Rusia seguirá defendiendo su verdad, aunque es difícil imaginarse como seguir viviendo en adelante, pues todo dependerá de las conclusiones que saque Europa, acotó el titular.

Cuando niegan y se esfuerzan por demostrar que no están en guerra con Rusia, que solo ayudan a Ucrania a hacer frente a la agresión y restaurar su integridad territorial, están mintiendo, señaló Lavrov.

El responsable de la política exterior rusa también calificó de honesta y franca la declaración del presidente de Croacia, Zoran Milanovic, de que la Organización del Tratado del Atlántico Norte (OTAN) libra una guerra indirecta contra Rusia en Ucrania.

Es necesaria una conversación sincera, y Moscú considera que en esta etapa no necesita tomar ninguna iniciativa en esos ámbitos que el propio Occidente ha cerrado, incluida la vedada interacción en el Consejo de Europa, afirmó el funcionario de alto nivel.

Además, Lavrov expresó que Occidente en sus esporádicos contactos con Rusia no dice nada nuevo y carece de sentido hablarle solo de Ucrania, en tanto que solo utilizan a esa nación para destruir el sistema de seguridad que durante muchos años ha existido en la región euroatlántica.

CRISIS MUNDIAL COMENZÓ ANTES DEL CONFLICTO UCRANIANO

Las naciones occidentales intentan culpar de la causa de todos los males de la economía mundial como consecuencia del conflicto, declaró el canciller ruso.

Sin embargo, estadísticas del Banco Mundial, del Fondo Monetario Internacional, de la Organización de la ONU para la Alimentación y la Agricultura y otros organismos internacionales, indican que la crisis empezó mucho antes de la operación militar especial de Rusia, agregó.

Lavrov manifestó que Estados Unidos y Europa tratan de evitar la formación de nuevos centros de crecimiento económico, y sus métodos neocoloniales «se realizan sólo para saquear al resto del mundo bajo nuevas condiciones».

LAZOS ENTRE CHINA Y RUSIA

Los esfuerzos de Estados Unidos no son suficientes para contener ni a Rusia ni a China, por lo que necesitan una «movilización total del campo occidental, y esto confirma que se están quedando sin fuerzas en términos de contrarrestar la tendencia histórica objetiva de un mundo multipolar», dijo Lavrov.

Beijing conoce las «directrices doctrinales occidentales de que primero será Rusia y luego China; saben que esto no es una broma», apuntó.

NUEVAS FORMAS DE RELACIÓN

Rusia construirá formas de interacción con países amigos, en las que Occidente no podrá influir, y sin dudas se formarán centros de crecimiento económico, acotó Lavrov.

«Trabajaremos con nuestros socios fiables y países amigos para construir formas de cooperación que nos beneficien y no se dejen influir por quienes quieren conquistar el mundo», resumió Lavrov.

El titular precisó que las relaciones con América Latina van en aumento, y se ha creado un mecanismo a nivel ministerial para coordinar los enfoques entre Rusia y la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños, apuntó.

También confirmó el interés de Rusia en la cooperación de beneficio mutuo con toda América Latina y el Caribe, en especial con las naciones tradicionalmente amigas como Cuba, Venezuela y Nicaragua, así como en fortalecer la unidad en esa región.

En todas los rincones del mundo, Rusia tiene socios con los que está desarrollando relaciones, con los cuales construyen formas tales de interacción de beneficio mutuo, destacó.

Finalmente Lavrov acentuó las relaciones de Rusia con las naciones africanas, y valoró el hecho de que Georgia y ningún país árabe se sumará a las sanciones contra Rusia, a pesar de la «presión arrogante y autohumillante» de Occidente.

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*