Ratifica Cuba compromiso con esfuerzos de Unesco de paz y desarrollo

París-. Cuba subrayó hoy en voz de su representante permanente Yahima Esquivel su compromiso con los valores y el mandato de la Unesco en la búsqueda de la paz y la promoción del desarrollo sostenible.

En el 75 aniversario del ingreso de Cuba a la Unesco, renovamos ese compromiso y continuaremos defendiendo su carácter multilateral e intergubernamental, así como sus valores y principios fundacionales, de total vigencia para enfrentar los retos y desafíos globales actuales, señaló en esta capital.

Al intervenir en la 215 Sesión del Consejo Ejecutivo de la organización, la diplomática resaltó las décadas de cooperación ininterrumpida y el apoyo del ente multilateral especializado en la educación, la ciencia y la cultura en un número considerable de programas de desarrollo en esos ámbitos de competencia.

“Hemos trabajado mancomunadamente para erradicar el analfabetismo en el mundo; promoviendo la educación como un derecho humano fundamental. Nos ha permitido impulsar el desarrollo y el acceso al progreso científico como un bien público al servicio de la humanidad y enfrentar con vocación solidaria urgencias globales como las pandemias del Ébola o más recientemente la Covid-19”, expuso.

Asimismo, mencionó en la plenaria de este martes, la participación de la isla en la respuesta desde la organización a retos que van desde la brecha digital, la gobernanza en Internet y la ética en la inteligencia artificial hasta el derecho al acceso a la información, la salvaguardia del patrimonio y la diversidad cultural.

Un ejemplo reciente es el Programa Transcultural, un proyecto destinado a la creación de un polo de formación regional en artes y oficios que beneficia a jóvenes del Caribe y de América Latina, promoviendo la inclusión y la trasformación social desde la cultura, abundó.

De acuerdo con Esquivel, en este camino compartido ha sido fundamental la presencia y la cercanía de la Unesco en el terreno.

Cuba se honra de tener en La Habana la primera oficina que la Unesco estableciera fuera de su sede, misión aprobada por la Conferencia General en 1948, precisó.

La diplomática aprovechó su discurso para agradecer en nombre del Gobierno y del pueblo de su país las muestras de solidaridad recibidas tras el azote a finales de septiembre del huracán Ian en el occidente de la nación antillana, donde provocó severos daños.

Agrademos a la Unesco por su respuesta oportuna y por su disposición de coadyuvar en la recuperación, manifestó en el Consejo Ejecutivo.

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*