¿Qué pasa con la base material de estudio?

El curso escolar 2022-2023 acaba de comenzar y una de las preocupaciones que aqueja a educandos y a padres es la relacionada con la base material de estudio.

Muchas son las alternativas que utiliza el Ministerio de Educación (Mined), sector al que se asigna el 25 % del Presupuesto del Estado, para su correcta gestión en función de la formación docente de niños y niñas.

Ena Elsa Velázquez Cobiella, titular del Mined, expresó a la prensa que se mantiene la entrega de libretas y lápices según la norma ajustada, entre un 50 y un 60 % del total que usualmente se ofrece, y se irá completando de acuerdo con la producción que facilite la industria.

La Ministra añadió que se ha encaminado el trabajo de reparación, recuperación y redistribución de libros de texto de acuerdo con las matrículas.

En estas circunstancias, las soluciones encontradas en algunas instituciones educacionales son que los estudiantes seguirán utilizando los ejemplares que están en los centros docentes, pues aún no pueden reponerse; en otros casos, comparten los libros cada una dupla ante la falta de material en las escuelas; aunque estas soluciones no son aplicables a los cuadernos de trabajo.

Si bien todos los ejemplares están disponibles en el portal digital Cubaeduca, en caso de que los padres o alumnos deseen descargarlos, esto no parte del deseo, sino de las posibilidades reales de hacerlo y de contar con las herramientas para lograrlo.

PRODUCCIÓN Y ENTREGA DE LIBROS DE TEXTO Y CUADERNOS DE TRABAJO

Velázquez Cobiella puntualizó que en el país se encuentra una cantidad de papel, que permitiría la producción de una parte de los cuadernos de trabajo y libros de texto. Sin embargo, recientemente dijo no haber concluido la producción y distribución de estos medios de enseñanza, y aseguró se garantizan los cuadernos de trabajo de Matemáticas y Escritura para primero y segundo grados; inglés, desde tercer grado hasta preuniversitario, y en el caso de preescolar, el cuaderno de trabajo de relaciones especiales, nociones elementales de matemática y preescritura.

Añadió que los cuadernos de caligrafía estarán para tercer y cuarto grados, el de Historia de Cuba para quinto y sexto grados y Geografía para sexto grado.

En el caso de los libros de texto, precisó, se prioriza el libro ¡A leer!, para primer grado que, si bien no hay la cantidad exacta para todos los estudiantes, sí habrá una reposición. Igual tratamiento tendrán los libros de Lectura de segundo, tercer y cuarto grados.

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*