Proeza de Corea del Sur ante Portugal en un final de infarto

Corea del Sur logró la proeza. Con un gol en el tiempo añadido de Hwang Hee-Chan, remontó a Portugal y consiguió un inesperado pase a octavos de final. Hubo que recurrir al mayor número de goles marcados para deshacer el empate en la diferencia de tantos con Uruguay, que quedaba en cero.

Los charrúas, que tuvieron en vilo a los asiáticos unos minutos ya que su partido se alargó algo más, se impusieron por 2-0 a Ghana, pero fueron esas las dos únicas ‘dianas’ que han marcado en los tres encuentros disputados del grupo, por cuatro los de Paulo Bento. Pese a la derrota, Portugal acabó primera.

Con el billete para octavos ya en el bolsillo, Fernando Santos introdujo rotaciones en su alineación titular, destacando las ausencias de Bruno Fernandes y Bernardo Silva. Sí contó de inicio con Cristiano Ronaldo. No le afectó tanto cambio al equipo luso y a los cinco minutos complicaba todavía las escasas opciones que tenía Corea del Sur. Un balón largo de Pepe a Dalot fue ganado en velocidad por el carrilero y su pase atrás lo fusiló a la red Ricardo Horta.

Necesitaba reaccionar Corea sin quería recuperar posibilidades y acertó con la red contraria al cuarto de hora, pero el gol fue anulado por claro fuera de juego. Los asiáticos ponían voluntad y encontraron premio en el minuto 26 a la salida de un córner gracias un error de Cristiano en defensa que aprovechó Kim Young-Gwon.

Se envalentonaron los del sancionado Paulo Bento, pero eso provocó que dejaran espacios atrás por los que Portugal intentó hacer daño. Dalot, Cristiano y Ricardo Horta disfrutaron de tres buenas ocasiones antes del descanso, pero no las materializaron.

Cambió el escenario en la reanudación. Portugal quiso tener más la pelota, mientras Corea esperaba su momento. En una de sus contras Son puso en alerta a la zaga lusa a los diez minutos y mediado el periodo Hwang In-Beom probó al meta Diogo Costa.

Pasaba el tiempo con un ojo en lo que estaba sucediendo en ese momento en el otro partido del grupo, donde Uruguay superaba a Ghana por 2-0. El conjunto asiático necesitaba un gol para clasificarse. Y apretó en su búsqueda.

El éxtasis llegó en el primer minuto del alargue, con una transición espectacular nacida en un córner a favor de Portugal. Son, el jugador del Tottenham, llegó hasta la frontal y le puso un preciso pase a Hwang Hee-Chan, que había salido desde el banquillo, para que marcara y pusiera a Corea del Sur en octavos.

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*