Presidente de Bolivia anuncia censo y pide pacificación

La Paz-. El presidente de Bolivia, Luis Arce, aseguró hoy que el Censo de Población y Vivienda será el 23 de marzo de 2024 y llamó a pacificar el oriental departamento de Santa Cruz.

Anunció el mandatario en una alocución televisada al filo de la medianoche que la redistribución de recursos a partir de esos resultados ocurrirá en septiembre del mismo año, un mes antes de lo previsto inicialmente.

“Les pido que su reflexión haga énfasis no en lo que nos separa, sino en lo que nos acerca y en lo que es lo importante para la población. Y uno de los resultados más importantes es que hasta septiembre de 2024, mes aniversario de Santa Cruz, los recursos por coparticipación serán distribuidos”, destacó Arce.

El dignatario repasó todo el proceso de socialización del ejercicio censal y la concertación técnica en busca de un consenso para lograr una encuesta nacional de calidad e inclusiva de todos los bolivianos.

Recordó que en ese proceso intervinieron todos los gobernadores menos el de Santa Cruz, los alcaldes, las 11 universidades públicas, representantes de las naciones indígenas, y agradeció el acompañamiento del Fondo de Población de Naciones Unidas y del Centro Latinoamericano y Caribeño Demográfico.

“Ya no podemos seguir demorándonos, sobre todo cuando dirigentes que representan a una parte de Santa Cruz, no a toda -aclaró el jefe de Estado-, mantienen la posición de no alcanzar acuerdos».

En el departamento cruceño, el gobernador Fernando Camacho, el cívico Rómulo Calvo y el rector de la Universidad Autónoma Gabriel René Moreno, Vicente Cuéllar, mantienen un paro desde hace 22 días con la exigencia de adelantar el ejercicio censal para 2023 y que los recursos de coparticipación se distribuyan desde septiembre de 2024, como ahora lo definió el Gobierno.

La medida de fuerza provocó en los últimos 21 días cuatro muertes, cientos de heridos, una denuncia de violación múltiple a una menor de edad, expresiones públicas de racismo y discriminación, así como pérdidas de cientos de millones de dólares.

En la jornada de este viernes destacamentos paramilitares de la Unión Juvenil Cruceñista a las órdenes de Camacho y Calvo ocuparon y saquearon las oficinas de la Central Obrera Departamental, quemaron la sede de la Confederación de Trabajadores Campesinos y cercaron edificios de instituciones como el Instituto Nacional de Estadística.

Arce convocó “a todas las corrientes democráticas de nuestro país, y las que existen dentro del Comité Interinstitucional a cerrar el paso a la violencia y a los intentos de ruptura del orden constitucional que algunas de sus fracciones están llevando adelante”.

Tras la conclusión del trabajo de la mesa técnica con la propuesta de realizar el censo en el primer trimestre de 2024, Calvo y Camacho anunciaron un incremento de las acciones violentas.

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*