Papa Francisco llama a crear bases para un mundo más justo y pacífico

Roma-. “Es hora de que todos nos comprometamos con la sanación de nuestra sociedad y nuestro planeta, creando las bases para un mundo más justo y pacífico”, expresó hoy el papa Francisco en un mensaje dirigido a toda la humanidad.

De acuerdo con un comunicado divulgado este viernes por la oficina de prensa de la Santa Sede, en su nota emitida en ocasión de la LVI Jornada Mundial por la Paz, que se celebra el próximo 1 de enero de 2023, el Sumo Pontífice llamó a todas las naciones a que se involucren “con seriedad en la búsqueda de un bien que sea verdaderamente común”.

“Ya no podemos pensar sólo en preservar el espacio de nuestros intereses personales o nacionales, sino que debemos concebirnos a la luz del bien común, con un sentido comunitario, es decir, como un nosotros abierto a la fraternidad universal”, manifestó Francisco.

“No podemos buscar sólo protegernos a nosotros mismos; es hora de que todos nos comprometamos con la sanación de nuestra sociedad y nuestro planeta, creando las bases para un mundo más justo y pacífico”

Se refirió a la pandemia de la Covid-19 y apuntó que la mayor lección que nos dejó la misma “es la conciencia de que todos nos necesitamos; de que nuestro mayor tesoro, aunque también el más frágil, es la fraternidad humana”.

La expansión de esa enfermedad por el mundo tocó “la fibra sensible del tejido social y económico, sacando a relucir contradicciones y desigualdades. Ha amenazado la seguridad laboral de muchos y ha agravado la soledad cada vez más extendida en nuestras sociedades, sobre todo la de los más débiles y la de los pobres”, aseveró el Obispo de Roma.

Destacó que “de hecho, las respuestas más eficaces a la pandemia han sido aquellas en las que grupos sociales, instituciones públicas y privadas y organizaciones internacionales se han unido para hacer frente al desafío, dejando de lado intereses particulares”.

Por otro lado, enfatizó que “los problemas generalizados de desequilibrio, injusticia, pobreza y marginación alimentan el malestar y los conflictos, y generan violencia e incluso guerras” las cuales afectan incluso “a quienes, incluso a miles de kilómetros de distancia, sufren sus efectos colaterales”.

Debemos además “luchar contra el virus de la desigualdad y garantizar la alimentación y un trabajo digno para todos, apoyando a quienes ni siquiera tienen un salario mínimo y atraviesan grandes dificultades” pues “el escándalo de los pueblos hambrientos nos duele”.

“Hemos de desarrollar, con políticas adecuadas, la acogida y la integración, especialmente de los migrantes y de los que viven como descartados en nuestras sociedades”.

“Las diversas crisis morales, sociales, políticas y económicas que padecemos están todas interconectadas, y lo que consideramos como problemas autónomos son en realidad unos la causa o consecuencia de los otros” y llamó a “aplicar medidas claras y eficaces para hacer frente al cambio climático”.

“Debemos retomar la cuestión de garantizar la sanidad pública para todos; promover acciones de paz para poner fin a los conflictos y guerras que siguen generando víctimas y pobreza; cuidar de forma conjunta nuestra casa común” ya que “es juntos, en la fraternidad y la solidaridad, que podemos construir la paz, garantizar la justicia y superar los acontecimientos más dolorosos”, agregó el papa Francisco en su mensaje.

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*