Otro drama histórico para Alemania

Alemania está fuera. La Mannschaft, eliminada de la Copa del Mundo a las primeras de cambio. Otra mancha, otro drama, otra página negra para la historia del fútbol teutón. El segundo borrón consecutivo. En Rusia, en 2018, no pasaron la fase grupos y ahora en Qatar, tampoco. Algo difícil de asimilar, complicado de entender para una selección que colecciona Mundiales: tiene cuatro en sus vitrinas. Los de Flick ganaron a Costa Rica, pero la victoria de Japón ante España convirtió en inútil el triunfo.

Alemania,consciente de lo que había en juego, empezó con prisa. Marcando el territorio y desplegando repertorio ofensivo desde el inicio. Recursos para atacar le sobran a los de Flick. Se jugaba solo en el campo de Costa Rica, que demasiado tenía con aguantar los empellones teutones.

Musiala, que dribla rivales con la misma facilidad con la que se ata los cordones, avisó a Keylor a los dos minutos. Disparó desde la frontal, despejó el meta tico. Se avecinaba una noche de trabajo para Navas. Müller cabeceó fuera poco después en otra buena ocasión. No acertaron a la primera, no acertaron a la segunda… No fallaron ya a la tercera. Raum puso un centro medido que Gnabry cabeceó a la red. Minuto 10 y ya había hecho lo más difícil.

Con la ventaja en el marcador, Alemania, que casi hace el segundo antes del cuarto de hora con un cabezazo de Goretzka, bajó un poco el pistón. Dominaba, pero no con la misma intensidad. El ritmo ya no era tan frenético y Costa Rica, aunque Kimmich, Musiala y Gnabry acariciaron el gol, a punto estuvo de empatar en el 42′. Error de Raum y Rüdiger, que no acertaron a despejar un balón, y Fuller la rompió. Menos mal para los de Flick que apareció el salvador Neuer. Un susto antes del descanso, el preludio de lo que estaba por venir.

Empieza la locura

Todo se empezó a torcer para Alemania al inicio de la segunda mitad. Costa Rica le perdió el ‘respeto’ y empató por medio de Tejeda. Centró Fuller, cabeceó Waston y el despeje de Neuer lo envió el 17 tico a la red. Tiraron de orgullo los teutones, que volvieron a apretar, a llegar, por momentos, en oleadas.

Musiala, al palo; Müller, fuera por poco; Musiala, otra vez al palo; Havertz, alto… Pero el que marcó otra vez fue Costa Rica por medio de Vargas, que aprovechó un barullo en el área tras el saque de una falta. Alemania perdía con los ticos hasta que Havertz en el 73′ puso el 2-2. Después Keylor salvó a Costa Rica con un espectacular paradón ante Füllkrug. Lo intentaron los de Flick hasta el final y Havertz, doblete, marcó el 2-3 y Füllkrug, el 2-4… Un resultado que no le vale para nada a la Mannschaft ni a Costa Rica.

Lo que mal empieza peor acaba. La inesperada derrota ante Japón convirtió en una trampa maldita el futuro inmediato de los de Flick en el Mundial. Sin margen de error y con un gol ‘in extremis’ rescataron un punto ante La Roja, pero frente a Costa Rica, aunque ganaron, el triunfo nipón ante España los dejó fuera. Alemania, herida y agonizante desde el debut, dice adiós al Mundial. Otra vez, como en Rusia. Histórico.

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*