Industria de aplicaciones informáticas por mayor desarrollo

La Habana-. La industria de aplicaciones y servicios informáticos deberá crecer en Cuba durante el 2023 para asegurar la necesaria soberanía tecnológica y a tono con la Agenda de Desarrollo 2030.

Para ese fin, la mayor de las Antillas cuenta con más de 30 entidades estatales, cuya actividad fundamental resulta el desarrollo de aplicaciones y servicios informáticos y tienen la particularidad de que algunas están insertas en sistemas empresariales ajenos al Ministerio de Comunicaciones (Mincom), así como en la generalidad de los sectores de la economía.

Al decir de Grisel Reyes León, viceministra de Comunicaciones, lo anterior constituye un reto y una fortaleza debido a la posibilidad de propiciar el avance tecnológico de varias esferas, a lo que se suman la alta preparación del capital humano, con posibilidad de alianzas efectivas desde diferentes modelos de gestión.

Según un informe del Ministerio de Comunicaciones, presentado a los diputados en la última sesión de la Asamblea Nacional del Poder Popular, el trabajo de los dos Parques Científico- Tecnológicos contribuye a impulsar la industria del software y en ellos se incuban 14 entidades de base tecnológica y se conciben proyectos innovadores y con posibilidades de crear nuevas formas organizativas.

Estas estructuras emplazadas en los campus de las universidades de Ciencias Informáticas y de Matanzas potencian más de 40 proyectos y entre los resultados obtenidos sobresalen: la implementación de tecnologías integradas de automatización y servicios de ingeniería para la industria farmacéutica, la evolución de las aplicaciones de Internet ToDus, Picta y APKlis, y el software del ventilador pulmonar de altas prestaciones.

De acuerdo con el documento, existe una estrategia para consolidar un sistema de certificación en software libre y se identifican nuevas capacidades exportables de productos y servicios.

Con el objetivo de dinamizar el desarrollo de la industria de aplicaciones informáticas, se amplió el ejercicio de la actividad a las formas de gestión no estatal, pues están aprobadas más de 230 micro, pequeñas y medianas empresas (mipymes) – de ellas cerca de 10 estatales- y dos cooperativas no agropecuarias.

En ese sentido, las máximas autoridades del Mincom sostuvieron varios encuentros con las formas no estatales durante 2022 para trazar líneas de trabajo comunes y conocer sobre las problemáticas en la gestión.

Igualmente, en materia de ciberseguridad se ejecutan proyectos para la modernización y sostenimiento del sistema nacional de respuesta en el espectro radioeléctrico y la seguridad de los servicios de telecomunicaciones, entre otros.

Pese a la voluntad del Mincom y de su sistema empresarial, se requiere avanzar más en las alianzas con otros sectores estatales y privados que permitan aprovechar mejor el conocimiento existente, acortar los tiempos de implementación y diversificar la cartera de productos y servicios para la exportación.

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*