Cuba y su anhelo de seguir viajando hacia el futuro

La Habana-. Cuba demostró en la recién finalizada Feria Internacional de Transporte y Logística, la validez de su apuesta por la inversión extranjera para la reactivación y desarrollo del sector en su anhelo de seguir viajando hacia el futuro.

Luego de casi dos años de pandemia de la Covid-19, el recrudecido bloqueo económico por parte de Estados Unidos y frente a una nueva era de crisis acumulativas en la economía mundial, el mayor saldo de esa bolsa expositiva del 4 al 6 de octubre, fue contar con la confianza del empresariado foráneo para emprender proyectos y consolidar otros ya en marcha.

La cita centró buena parte de su agenda en presentar las carteras de proyectos de inversión extranjera y colaboración con vistas a contribuir a la recuperación del sistema cubano de transporte, uno de los más afectados por el agresivo bloqueo estadounidense.

Los expositores mostraron sus principales productos y servicios, varios de ellos encaminados hacia la movilidad sostenible y el uso de fuentes renovables de energía, necesario en un sector cuya base es el consumo de combustibles fósiles.

Así, la primera edición de la Feria Internacional de Transporte y Logística concluyó con el saldo positivo de 37 contratos y más de 100 acuerdos e intenciones de negocios, en un amplio ambiente de colaboración.

El ministro de Transporte, Eduardo Rodríguez, destacó la presencia de 133 empresas cubanas, 55 extranjeras y más de cinco mil visitantes en representación de los más diversos actores económicos y de todos los sectores, incluidas las micro, pequeñas y medianas empresas, lo cual fue una satisfacción para los organizadores del evento.

Afirmó que Cuba está lista para avanzar en la integración y facilitación del intercambio comercial, y favorecer el desempeño de todas las formas de gestión estatales y privadas, y así fortalecer a este importante servicio para la población y la economía nacional.

“Nos enfrentamos a un momento difícil para el mundo y el país: guerras, crisis económica, inflación galopante, encarecimiento de las materias primas, alimentos y combustibles, además de los efectos del cambio climático, mayor desigualdad, y para Cuba un bloqueo económico, comercial y financiero recrudecido”, advirtió.

Un cerco, recordó, que nos impide adquirir aviones, la entrada de cruceros, obstaculiza la contratación de buques, especialmente para la transportación de combustible, limita y persigue las transacciones financieras, entre otras medidas, «a pesar de lo cual se promueven estos eventos para salir adelante, identificar oportunidades, superar obstáculos y establecer alianzas».

Por eso, advirtió el titular, los retos son grandes porque el país necesita ampliar sus exportaciones, favorecer a la economía nacional con bienes y servicios, mejorar el desempeño logístico, acceder a financiamientos y dinamizar las finanzas para emprender los proyectos previstos en el programa de infraestructura de transporte y logística hasta 2030.

CUMPLIMIENTO DE OBJETIVOS

Con esas premisas convocó a que el ambiente de colaboración permanezca y se amplíe ya que el foro de cooperación internacional, como la ronda de negocios, cumplieron su objetivo con una amplia participación.

Estas acciones se complementaron con el lanzamiento y aprobación de la nueva carrera de nivel superior de Ingeniería en Transporte, que comenzará el próximo año.

Rodríguez significó que solo las relaciones humanas favorecen la materialización de los proyectos en el mundo de los negocios, y estamos seguros, acotó, que la feria permitió renovar viejos contactos y establecer nuevos.

Y lo más importante, indicó, consolidar la confianza entre todos desde la perspectiva de la ética empresarial en pos de la recuperación y el desarrollo del sistema de transporte en Cuba. Así, convidó a la segunda edición de la Feria en abril de 2024 con el anhelo de seguir viajando hacia el futuro.

Durante las tres jornadas de intercambio y presentaciones sobresalió la firma de dos cartas de intención para la recuperación paulatina de parte del andamiaje ferroviario, entre la Unión de Ferrocarriles de Cuba (UFC) y la compañía china Beijing Fanglian Technology Co. Ltd.

Los documentos incluyen la restauración de los talleres ferroviarios y locomotoras y con Ferromar, entidad perteneciente a la UFC y ubicada en la Zona Especial de Desarrollo Mariel, la importación de partes y piezas de equipos ferroviarios.

Estos acuerdos permitirán la adquisición de las piezas necesarias para el mantenimiento de las locomotoras chinas de alto porte y el mejoramiento gradual de su fiabilidad, para que garanticen un servicio de mejor calidad en las transportaciones de cargas y pasajeros.

Igualmente Cuba y México firmaron cartas de entendimiento para implementar una infraestructura portuaria en la occidental provincia de Pinar del Río, que permitirá el ingreso de cruceros en el golfo de Guanahacabibes y dinamizar allí el sector del turismo.

También la transitaria estadounidense Maravana Cargo y la cubana Aerovadero rubricaron un contrato para la transportación de carga marítima y aérea desde Estados Unidos, con el cual pretenden acortar los tiempos las distancias y de entrega a los clientes finales.

Para la Empresa Cubana de Aeropuertos y Servicios Aeroportuarios S.A. (Ecasa) y la Agencia Informativa Latinoamericana Prensa Latina, la Feria fue oportuna a fin de cerrar un contrato que permite la trasmisión televisiva de audiovisuales publicitarios e informaciones actualizadas en los aeropuertos internacionales del país.

Novedosa resultó la presencia de varias entidades dirigidas por cubanos residentes en Estados Unidos como ASC International, Maravana Cargo y la nueva aerolínea chárter APA SKY AIR, todas empeñadas en favorecer la transportación de carga y pasajeros hacia la isla.

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*