China analiza con OMS su situación de la Covid-19

Beijing-. Autoridades sanitarias de China sostuvieron hoy una reunión con representantes de la Organización Mundial de la Salud (OMS) para analizar la situación actual del rebrote de Covid-19 aquí, el más fuerte desde 2020 en Wuhan.

Un adelanto de un comunicado oficial precisó que los funcionarios intercambiaron puntos de vista sobre la situación epidemiológica del gigante asiático, el tratamiento a la enfermedad y la vacunación.

También mencionó un consenso para mantener los contactos técnicos y así ayudar a superar la pandemia a nivel global.

Se espera que más tarde emerjan nuevos detalles del encuentro, celebrada por videoconferencia y el primero entre las partes en medio del fuerte resurgimiento de la Covid-19 en China.

La OMS en las últimas semanas expresó varias veces preocupación por reportes sobre un alza de los contagios, casos graves y decesos en la nación oriental, y pidió más información al respecto para evaluar los riesgos.

Ese argumento lo esgrimieron países como Estados Unidos, Italia, japón, Corea del Sur, España, Francia e India al anunciar la exigencia de pruebas PCR a viajeros procedentes del gigante asiático.

China se aleja cada vez más de su política de cero Covid-19 con la simplificación de los controles, para balancearlos con el desarrollo socioeconómico y depurarlos de prácticas polémicas.

Pero experimenta una oleada violenta que provoca millones de pacientes y muchos fallecidos cada día, así como la sobresaturación de los servicios en los hospitales, funerarias y crematorios.

Por ejemplo, Beijing confirmó que continúa con un alza de enfermos en estado crítico, en su mayoría son ancianos y la situación obligó a multiplicar esfuerzos para ampliar la atención en las instituciones de salud y a convocar a empleados del sector estatal a donar sangre.

Autoridades estiman que más del 80 por ciento de los 23 millones de residentes de la capital china se contagió y un cuatro por ciento desarrolló el fenómeno de “pulmones blancos”, una condición severa de neumonía.

En ese contexto el Gobierno aprobó este viernes la importación del antiviral estadounidense Molnupiravir y planea administrarlo a adultos mayores, individuos con sobrepeso, insuficiencia renal, diabetes, cardiopatías o problemas pulmonares.

Será el segundo medicamento extranjero con aval para usarse en el país, luego de la pastilla Paxlovid de Pfizer.

De conjunto continúa la campaña de vacunación para ampliar los niveles de inmunización y, en especial, llegar a un estimado de 25 millones de ancianos, todavía desprotegidos.

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*