Castillo fue víctima de discriminación en Perú, afirma López Obrador

Ciudad de México-. El exmandatario de Perú, Pedro Castillo, fue víctima del acoso y la discriminación en Perú, afirmó hoy en su conferencia de prensa matutina el presidente Andrés Manuel López Obrador.

Lamentamos mucho lo que sucedió porque fue víctima también de una confrontación porque sus adversarios, sobre todo las élites oligarcas, no aceptaron que un serrano gobernara el país, algo que padecimos en México con Benito Juárez, recordó.

Expresidente de Perú pasa primera noche en prisión tras destitución
En cuanto a la Alianza del Pacífico, cuya presidencia pro tempore debió de recibirla Castillo, dijo que se debe esperar porque todo es muy reciente, y apegarnos a los principios de la política internacional.

Afirmó que realmente no hay condiciones para entregarle a Perú la conducción de la alianza, y lo lamentamos. Ahora Relaciones Exteriores va a tener que decidir y consultar con los otros miembros, Colombia y Chile, qué se hará, si la mantenemos o si se le entrega a otro país, ver qué procede en este caso.

Vamos a esperar unos días, es lo más adecuado, no es nuestro propósito intervenir en asuntos internos de otros países, pero no hay dudas de que lo lamentamos muchísimo porque sufre el pueblo peruano.

Reiteró que Castillo estuvo siempre acosado, lo fueron debilitando hasta que lograron destituirlo. En Perú, dijo, hay mucha inestabilidad: cinco presidentes en seis años y lo relación con el clan de los Fujimori, Vargas Llosa, y los grupos de poder económico.

Imagino, reflexionó, que ya lo tenían todo preparado para destituirlo, imagínense qué argumento, incapacidad moral, para destituirlo y creo que cuando cree que lo van a destituir tomó la decisión de disolver el congreso y so fue lo que justificó la acción y les dio el argumento preferido para hacerlo.

Castillo salió de la oficina y nos avisó que iba a la embajada, dijimos que sí, pero ya tenían tomado su teléfono y se enteraron que México le había la puerta lo cual Marcelo Ebrad le había comunicado al embajador en apego a nuestra tradición de asilo, reveló el mandatario.

Pero al poco tiempo tomaron la embajada con policías y ciudadanos, y ya al salir Castillo lo detuvieron de inmediato y nosotros pedimos que le respetaran sus derechos humanos, que actuaran con legalidad verdadera, y que protegieran a su familia.

Calificó esos hechos en Perú de golpe blando, porque ya no es la intervención militar de antes, ahora es el control de los medios de información que manejan los oligarcas para socavar a autoridades legítimamente constituidas más si se trata d dirigentes sencillos surgidos del pueblo y no pertenecen a las élites.

En ese sentido, citó los casos de Brasil con Dilma Rousseft y Lula, y Cristina Fernández en Argentina.

Dijo que en México no han podido ni podrán hacerlo porque el pueblo está muy avisado, muy despierto y consciente, por eso digo que es el de los más politizados del mundo porque ha dado resultado la revolución de las conciencias.

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*