Se declara la estampida de Seúl como la más mortífera en la historia de Corea del Sur

La estampida que tuvo lugar en Seúl este sábado en la noche fue la más mortífera de la historia de Corea del Sur, con al menos 153 muertos y 82 heridos, entre ellos 19 en estado grave, informa Yonhap.

La tragedia ocurrió durante las celebraciones de Halloween en una calle estrecha, después de que decenas de miles de personas acudieran al lugar. La mayoría de las víctimas tenían entre 20 y 30 años.

Antes de la estampida del sábado, el atropello más mortífero registrado en el país ocurrió en la ciudad portuaria de Busan el 17 de julio de 1959, donde 67 personas murieron aplastadas en un estadio municipal después de que un repentino aguacero y el rápido crecimiento del agua hicieran que la multitud trate de escapar.

¿Cómo ocurrió?

Los hechos ocurrieron luego de que una muchedumbre avanzó por un estrecho callejón cerca del hotel Hamilton, situado en una popular zona de ocio nocturno de Seúl. La noche del sábado, decenas de miles de personas se congregaron en el famoso distrito de Itaewon para asistir a las fiestas de Halloween.

Las celebraciones fueron las más multitudinarios desde inicio de la pandemia del coronavirus tras la relajación de las restricciones en los últimos meses.

También surgieron rumores de que la muchedumbre de repente salió corriendo para ver a una celebridad no identificada, o al enterarse de que en los clubs de la zona distribuían dulces con drogas. Sin embargo, las causas exactas del suceso todavía se desconocen.

Según las autoridades, los más afectados por la estampida eran jóvenes veinteañeros. Vídeos que circulan por las redes sociales muestran a los equipos médicos de emergencia practicando maniobras de reanimación cardiopulmonar sobre decenas de personas.

Respuesta de las autoridades

En total, las autoridades desplegaron a 848 miembros de los equipos de emergencia, entre ellos, 346 bomberos, para asistir a los heridos y restaurar el orden en la zona.

El mandatario surcoreano ordenó a las autoridades que garanticen el rápido cuidado médico de los afectados y exigió revisar la seguridad de los lugares públicos de celebración. Asimismo, dio instrucciones al Ministerio de Salud para que garanticen la disponibilidad de camas en los hospitales cercanos a la zona.

Por su parte, el alcalde de Seúl, Oh Se-hoon, que se encuentra de visita en Europa, decidió regresar al país debido a la tragedia, indicaron funcionarios de la ciudad.

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*