Radicales cruceños enfrentan con paro legalidad en Bolivia

La Paz-. El Comité Cívico Pro Santa Cruz y la paramilitar Unión Juvenil Cruceñista retomaron hoy en Bolivia un paro con ocupación de instituciones y bloqueos fronterizos departamentales en apoyo al imputado por terrorismo Luis Fernando Camacho.

“Se declara paro cívico departamental a partir de las cero horas del día viernes, 30 de diciembre, respaldamos la determinación de llevar adelante el bloqueo de carreteras fronterizas, cerrando la posibilidad de ejecutar próximos secuestros”, asegura la declaración aprobada en la denominada Asamblea de la Cruceñidad.

Pese a que el Ministerio Público de Bolivia aclaró en un comunicado que Camacho fue aprehendido mediante una orden emitida por la Fiscalía Departamental de La Paz y descartó que se trate de un secuestro, los cívicos insisten en ese punto de vista.

“(…) Por el contrario, fue emitida (la orden de aprehensión) en octubre de la presente gestión y cuenta con control jurisdiccional del Juez Décimo de Instrucción en lo Penal del Tribunal Departamental de Justicia de La Paz”, explica el documento oficial entregado a la prensa.

Informó el Ministerio Público que “Camacho tiene pleno conocimiento de dicho proceso desde su inicio, en fecha 28 de noviembre de 2020, conforme dispone el ordenamiento jurídico boliviano”, en referencia al expediente Golpe de Estado I, en el cual se investiga al principal impulsor del derrocamiento del Gobierno del expresidente Evo Morales en noviembre de 2019 por su confabulación con políticos, policías y militares para llevar adelante esa operación.

El paro -anunciaron los cívicos-, inicialmente se prevé para 24 horas, pero existe incertidumbre sobre si se prolongará más allá, en un territorio que sufrió recientemente ese tipo de medida de fuerza durante 36 días, con una pérdida económica de mil 200 millones de dólares, cuatro muertes y múltiples violaciones de los derechos humanos.

Los radicales cruceños instruyeron a sus seguidores ocupar las instituciones públicas con el pretexto de realizar un “resguardo pacífico” de ellas ante supuestos “autoatentados”.

Adicionalmente, en la línea de su posición radical y separatista, determinaron “desconocer” la autoridad del comandante de la Policía de Santa Cruz, Jhonny Omar Chávez, por apoyar el traslado de Camacho a La Paz.

Asimismo, ratificaron “el pedido de replantear la relación de Santa Cruz con el Estado boliviano”.

Tras conocer el miércoles la aprehensión de Camacho, los grupos paramilitares atacaron los aeropuertos de Viru viru y El Trompillo, intentaron tomar el Comando de la Policía; quemaron la sede de la Fiscalía departamental y más de 30 vehículos, así como la casa del ministro de Obras Públicas de Bolivia, Édgar Montaño.

Ante el nuevo anuncio del paro, el secretario ejecutivo del Movimiento Al Socialismo en Santa Cruz, Armando Muñoz, instó a la población a defender su derecho a la libre locomoción.

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*