Mayor empresa arrocera de Granma incursiona en la siembra de semillas fuera de época

Granma-. Con el propósito de contribuir a la sostenibilidad del programa arrocero cubano en medio de las carencias materiales que hoy limitan su desarrollo, la empresa agroindustrial de granos Fernando Echenique, mayor productora de la gramínea en esta oriental provincia, ha incursionado durante el presente año en la siembra de semillas para arroz fuera de la época de cultivo.

La experiencia, que por vez primera se lleva a cabo en áreas de la unidad empresarial de base (UEB) La Gabina, perteneciente a la Fernando Echenique, forma parte del proyecto de colaboración Cuba-Vietnam, mediante el cual se ha comenzado la introducción, fuera del ciclo productivo idóneo, de cuatro variedades de arroz de ciclo corto (V1, V5, V6 y V7), cuyo comportamiento determinará nuevas estrategias para la siembra de la gramínea.

Edisnel González Valdés, director de la empresa, explicó que a raíz de las dificultades existentes este año con la disponibilidad de combustible y la tensa situación energética en el país, no fue posible concretar toda la siembra de semilla para arroz en el ciclo productivo previsto, por lo que era indispensable buscar nuevas alternativas que evitaran la pérdida de esas semillas.

Para ello, precisó, se realizó, de conjunto con la Estación Territorial de Investigaciones de Granos Jucarito, un estudio dirigido a evaluar las variables que pudieran impactar positivamente en el rendimiento del arroz para semilla en una época no óptima para su cultivo.

De esta manera, inició a principios del mes de septiembre la siembra experimental de diez hectáreas de arroz para semilla en el lote número nueve de la UEB La Gabina, donde actualmente se evalúa y compara el comportamiento de las cuatro variedades vietnamitas con dos variedades cubanas: la LP5 y Reforma.

«Inicialmente vimos este proceso como una necesidad, y luego como una oportunidad para poder evaluar el comportamiento de esas variedades de arroz en fechas no óptimas para la siembra, teniendo en cuenta los cambios climatológicos y el déficit con el combustible», subrayó Valdés González.

El directivo dijo, además, que esta estrategia pretende establecer un proceso productivo basado en el incremento de las campañas de siembra (hacer hasta tres en un año), con lo cual se podrían disminuir las áreas a cultivar, optimizar el empleo del agua para el riego, y elevar los rendimientos.

Jorge Luis Martínez López, especialista en Sandidad Vegetal que se encuentra al frente del lote nueve, agregó que la primera cosecha de esas áreas experimentales está prevista para el próximo mes de diciembre, con un rendimiento estimado de entre 4,5 y cinco toneladas de arroz para semilla por hectárea.

De acuerdo con el especialista, aunque hasta la fecha la variedad v5 es la más adelantada, al término de la cosecha se seleccionarán las semillas con las características más idóneas para su extensión a otras áreas, tanto del sector cooperativo-campesino, como de los campos pertenecientes a las unidades estatales de la empresa.

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*