La integración entre naciones es el compromiso mayor del ALBA-TCP

Los jefes de Estado y de Gobierno, y representantes de delegaciones reunidos en La Habana, emitieron una Declaración con motivo del aniversario 18 de la Alianza Bolivariana para los Pueblos de Nuestra América-Tratado de Comercio de los Pueblos (ALBA-TCP).

Con fecha 14 de diciembre de 2022, y bajo el lema «18 años de unidad y compromiso con la integración latinoamericana y caribeña», el documento recoge los principios esenciales que caracterizan el funcionamiento de ese mecanismo regional, en concordancia con los ideales de justicia social, cooperación y complementariedad económica de sus fundadores, el Comandante en Jefe Fidel Castro Ruz y el Comandante Hugo Rafael Chávez Frías.

Entre los puntos recogidos en el texto se manifiesta la denuncia a la política hostil e injerencista de Estados Unidos contra nuestros pueblos; se rechaza la doctrina Monroe, por su papel en las políticas desestabilizadoras de naciones de América Latina y el Caribe, a la par que se denuncian las, estrategias de guerra no convencional, «empleando el uso de los procesos judiciales políticamente motivados y sin sustentación jurídica (lawfare), para destruir rivales políticos e ideológicos».

El fortalecimiento de la Celac, la dignificación de las naciones y con ella, del ideario de los próceres, así como el derecho a reparación por los años de colonialismo, esclavitud y genocidio, son otros particulares recogidos en el documento.

También se abordan aspectos relacionados con el cambio climático y el impacto negativo que tiene sobre la naturaleza el desarrollo desigual entre las naciones. De igual manera, el llamado es a sostener un compromiso con los acuerdos internacionales referidos a este tema.

Los firmantes hacen patente su apoyo a líderes latinoamericanos acosados por los poderes imperialistas y oligárquicos, al tiempo que denuncian el empleo de medidas coercitivas unilaterales contra naciones del continente que apuestan por sistemas sociales alternativos, de inclusión y dignificación del ser humano. Bajo esos preceptos, exigen el fin inmediato del bloqueo de Estados Unidos contra Cuba.

El ALBA-TCP condena enérgicamente, en todas sus formas y manifestaciones, al terrorismo del que, lamentablemente, han sido víctima muchos de los pueblos de este continente.

En su apuesta por el entendimiento, los emisores de esta declaración dejan claro lo siguiente: «Saludamos la reinstalación de la mesa de diálogos de paz entre el Gobierno de Colombia y el eln, en el que dos Estados miembros del ALBA-TCP se desempeñan como garantes y sedes alternativas».

El texto recoge, además, un agradecimiento al compañero Sacha Llorenti, por el trabajo realizado al frente de la Secretaría Ejecutiva del ALBA-TCP, y saluda la designación del compañero embajador Félix Plasencia González, como nuevo secretario ejecutivo del ALBA-TCP.

Finalmente, el texto expresa, en esencia, las aspiraciones, objetivos y voluntad de los países miembros: «Destacamos las acciones para seguir desarrollando la revitalización del ALBA-TCP como mecanismo de unión, de lucha por la paz, la democracia, la estabilidad y el bienestar de los pueblos de Nuestra América».

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*