Juzgan en Brasil fallo que sanciona invasiones y bloqueos viales

Brasilia-. El Supremo Tribunal Federal (STF) de Brasil juzgará hoy la decisión del ministro Alexandre de Moraes que prohíbe, bajo pena de multa y prisión, el cierre de vías e invasiones de edificios públicos.

Con su determinación, el juez autoriza la detención en flagrante de cualquiera que incumpla estas medidas, las cuales emergieron a raíz de irrupciones y actos vandálicos que protagonizaron el domingo adeptos radicales del exmandatario Jair Bolsonaro en sedes de los tres poderes en Brasilia.

Grupos extremistas bolsonaristas (seguidores del exmilitar) penetraron violentamente y depredaron el Congreso Nacional, el STF y el Palacio del Planalto, sede del Poder Ejecutivo.

Los magistrados de la corte superior deciden este jueves si mantienen o no el laudo de De Moraes, el cual prevé una multa de 20 mil reales (tres mil 900 dólares) para las personas físicas.

Sería de 100 mil (19 mil 400 dólares) para las jurídicas que incumplan la prohibición (participar directamente, incitar o proporcionar apoyo logístico y financiero a los actos antidemocráticos).

El ministro del STF atendió una petición de la Abogacía General de la Unión, relacionada con el acto llamado Mega manifestación nacional -por la reanudación del poder, marcado para ocurrir este jueves en diversas ciudades capitales de la federación, como en el Distrito Federal.

También el laudo faculta el arresto en flagrante de cualquiera que cierre las carreteras, ocupe los edificios públicos, así como se cumplirá el decomiso de vehículos utilizados en los actos.

En total, 11 magistrados, incluyendo a De Moraes, votarán sobre el tema. Al menos cinco deben hacerlo con el ponente para que se confirme la medida cautelar.

Para el jurista del Supremo, los actos de los últimos días solo pudieron ocurrir con la connivencia del Poder Público.

«La existencia de una organización criminal, cuyos actos han ocurrido regularmente durante meses, en el Distrito Federal y en varios otros estados, es un fuerte indicio de la connivencia y la aquiescencia del Poder Público con los crímenes cometidos”, insistió.

Sostuvo que la escalada de acciones violentas alcanzó un punto intolerable.

Los extremistas de derecha desconocen el resultado de las elecciones de octubre, piden intervención militar en el país y rechazan la asunción al poder, por tercera vez, del presidente Luiz Inácio Lula da Silva.

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*