Investigadores cubanos amplían estudios con el producto Curmeric

La Habana-. Investigadores cubanos evalúan la ampliación de los estudios en enfermedades infecciosas con el producto natural Curmeric, de probada acción antiviral y antibacteriana, específicamente en el dengue y el helicobacter pylori, a la vez que trabajan en el escalado de gotas óticas y cremas antimicrobianas.

Tania Valdés González, jefa del Laboratorio de Teragnóstico establecido entre el Hospital Universitario General Calixto García y el Centro de Aplicaciones Tecnológicas y Desarrollo Nuclear, precisó que esos centros, de conjunto con el Instituto de Medicina Tropical Pedro Kourí, liderarán las investigaciones, en las que existen expectativas debido a los resultados de estudios preliminares.

La responsable del Proyecto Nacional de Desarrollo de Productos de Cúrcuma longa señaló a la Agencia Cubana de Noticias que desde 2011 laboraban en cápsulas para mejorar la calidad de vida de pacientes con enfermedades crónicas no transmisibles como diabetes, hipertensión dislipidemia (colesterol y triglicéridos altos) y artritis reumatoidea.

De forma paralela desarrollábamos un gargarismo/colutorio para uso en estomatología y cuando supimos de la COVID-19 nos planteamos su aplicación en la enfermedad, de ahí que se utilizara para prevenir el contagio en el personal que brindó atención de urgencias en el Hospital Universitario General Calixto García, apuntó.

Afirmó que la pandemia aceleró la evolución del producto, a partir de su estudio en la atención primaria y en instituciones de salud de la capital en busca de evidencias de seguridad y efectividad y posteriormente con la aprobación, en agosto de 2021, de una intervención sanitaria en las provincias de Ciego de Ávila y Granma.

La realización de varias investigaciones y la aplicación de Curmeric en más de 100 mil pacientes indican que previene la transmisión del SARS-CoV-2 y mejora los síntomas en los pacientes, precisó la Doctora en Ciencias, investigadora y profesora Titular de la Universidad de La Habana.

Valdés González detalló que también preparan con el Centro Nacional Coordinador de Ensayos Clínico un ensayo que corrobore las evidencias obtenidas con anterioridad.

Mencionó que hoy existen tres formulaciones registradas en el Instituto Nacional de Higiene, Epidemiología y Microbiología: el gargarismo/colutorio, la solución oral y las gotas nasales, estas últimas se incluyeron el año pasado en el cuadro básico de productos naturales del país.

Curmeric, fabricado en el laboratorio farmacéutico Medilip, en Granma, contiene extractos de Cúrcuma longa como componente mayoritario y utiliza alta tecnología para dar lugar a una formulación que se distribuye en las farmacias del territorio nacional, puntualizó la especialista.

Agregó que la cúrcuma se cultiva en casi todas las provincias cubanas y es una de las plantas más estudiadas y usadas en Asia fundamentalmente como colorante, se emplea además como preservo de alimento y en enfermedades hepáticas, respiratorias y de la piel.

La búsqueda de evidencias científicas es uno de los objetivos del laboratorio de Teragnóstico para determinar si los productos pueden ser aplicables o no a una enfermedad, insistió la investigadora.

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*