China augura ímpetu a nexos con Cuba en visita de Díaz-Canel

Beijing-. China dijo hoy que la venidera visita del presidente de Cuba, Miguel Díaz-Canel, inyectará un nuevo ímpetu al desarrollo de los vínculos bilaterales, al recalcar su relación de “buenos amigos, buenos camaradas y buenos hermanos”.

Mao Ning, vocera del Ministerio de Relaciones Exteriores, comentó en rueda de prensa que el viaje también dará impulso renovado a la amistad tradicional y a la cooperación fraternal en las dos naciones.

Destacó que Díaz-Canel será el primer dignatario de América Latina y El Caribe que llegará al país asiático tras celebrarse en octubre el 20 congreso del Partido Comunista de China, el cual reeligió al presidente Xi Jinping como secretario general de esa agrupación.

Cuba –recordó- fue el primer país de dicha zona en establecer lazos diplomáticos con la República Popular China, en esos 62 años trabajaron juntos en la construcción del socialismo con características locales y se apoyaron ante asuntos de interés mutuo, pese a los cambios en el escenario internacional.

Mao añadió que Beijing y La Habana mantienen estrecha coordinación sobre cuestiones regionales y globales, y constituyen un modelo de solidaridad, cooperación y asistencia mutua entre estados socialistas y en desarrollo.

Más temprano la Cancillería china confirmó la visita del gobernante cubano del 24 al 26 de noviembre próximo, por invitación de Xi Jinping y en el contexto de una gira internacional también con paradas en Argelia, Rusia y Türkiye.

Si bien todavía no trascendió detalles de la agenda, se espera que en las conversaciones oficiales las partes repasen el estado de los vínculos bilaterales y proyecten nuevas acciones para fortalecerlos más en el futuro.

Díaz-Canel realizó su primer viaje a China como Presidente en noviembre de 2018 y él mismo aseguró que tuvo una especial significación porque se enfocó en fomentar más la amistad entre ambos gobiernos y pueblos.

En esa ocasión mandatario cumplimentó un intenso programa de actividades con el fin de darle continuidad y consolidar los nexos establecidos en 1960.

Las dos naciones socialistas afianzaron sus nexos en materia económica con la firma de varios memorandos de entendimiento, entre ellos uno relativo a ampliar la cooperación en el contexto de la iniciativa de la Franja y la Ruta.

Cuba y China suscribieron convenios para incrementar la capacidad productiva en proyectos priorizados de colaboración y la concesión de un crédito chino que respaldaría la adquisición de equipos de construcción para los sectores de energías renovables y el turismo.

Otro texto se refirió al suministro de maquinarias para incrementar la producción de cultivos varios en la oriental provincia de Guantánamo y el último fue sobre la entrega de recepción de proyectos de fábricas de conservas de frutas y vegetales.

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*