Argelia por garantizar la paz en el mundo, Embajador Benchiah

La Habana-. Argelia persigue hoy con su política exterior desarrollar una asociación que garantice la paz en el mundo, afirmó su embajador en Cuba, Abdelkrim Benchiah, al celebrar el aniversario 68 del Día de la Revolución Argelina.

Como país africano, mediterráneo como eje fundamental, Argelia persigue una política exterior orientada a preservar los intereses de la nación, a contribuir a la seguridad regional y el fortalecimiento de los lazos con África y el mundo árabe, acotó el jefe de Misión.

También, a impulsar el desarrollo de una asociación para garantizar la paz en el mundo, aseveró Benchiah al dirigirse a los concurrentes a la ceremonia por la efemérides celebrada en el salón mirador del noveno piso del hotel Royalton Paseo del Prado de La Habana.

Argelia cultiva de manera natural sus relaciones internacionales en esta vasta empresa de transformaciones política, social y económica que le permita al país, por una parte, conservar el concepto de nación y, por la otra, obtener el apoyo que necesita, agregó el diplomático.

Al hacer un recuento histórico, Benchiah destacó que con el inicio de la revolución el 1 de noviembre de 1954, Argelia pondría fin a 132 años de colonización.

Con gran sacrificio frustró todos los proyectos colonizadores, y desde el triunfo ha consolidado su unidad, reafirmado su independencia, solidificado los cimientos de una república democrática y social, y estableció las bases de una economía moderna, aseguró el embajador.

El Día de la Revolución es una fiesta que los argelinos celebran cada 1 de noviembre, para conmemorar el inicio de la Guerra de Independencia contra el colonialismo francés, también conocida como la Revolución Argelina, en 1954.

Argelia fue invadida y ocupada por los franceses en 1830. A partir de 1848, París administró Argelia como un territorio de ultramar parte integrante de esa nación europea, el cual se convirtió en el hogar de cientos de miles de inmigrantes europeos.

Los colonos franceses (Pied-Noirs) disfrutaban de todos los privilegios, mientras la población musulmana local carecía de estatus económico y político.

Las crecientes tensiones entre ambos grupos desencadenaron la Guerra de Argelia. El 1 de noviembre de 1954, los miembros del Frente de Liberación Nacional lanzaron una serie de ataques contra objetivos policiales y militares. Este día se conoce como Toussaint Rouge (Día de los Santos Rojos).

La revolución argelina duró más de siete años y condujo a la independencia del país y al éxodo de los Pied-Noirs.

Esta efemérides se celebra en todo el país, combinando fiestas con discursos políticos, mítines, desfiles y actos culturales.

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*