Miguel Teurbe Tolón y de la Guardia, símbolo vivo de la nación cubana

Junto al himno, la bandera y el escudo son los símbolos nacionales de Cuba, que la representan en el mundo y constituyen una expresión de su historia. El creador de los dos últimos fue el patriota matancero Miguel Teurbe Tolón y de la Guardia quien naciera un 29 de septiembre de 1820, hace 202 años.

En las Constituciones de Cuba, desde la de Guáimaro en 1869 hasta la vigente, han quedado consagrados la bandera de la estrella solitaria, el himno de Bayamo y el escudo de la palma real como los símbolos de la nación cubana.

Miguel Teurbe Tolón tuvo una corta vida de 37 años, pero pasó a la posteridad con su creación de la bandera de la estrella solitaria y el escudo nacional. Cuentan sus biógrafos que estudió en una escuela pública de su ciudad natal y sus padres se encargaron de que recibiera una rica educación por parte de profesores particulares en latinidad, retórica, ciencias naturales, filosofía, francés, inglés e italiano.

Fue profesor de historia, filosofía, inglés, esgrima y retórica. En la Sociedad Filarmónica de Matanzas explicó Filosofía Natural, enseñó Literatura en la Escuela Auxiliar de la Universidad de La Habana y en 1848 fue nombrado socio facultativo del Liceo Artístico y Literario de La Habana.

Colaboró en diferentes periódicos como Aguinaldo Matancero y La Aurora del Yurumí, del cual fue redactor jefe, y colaboró en otros medios de su provincia, la capital y en el exterior. Fue autor de dos obras teatrales: “Un casorio” y “Una noticia”, las cuales se representaron en Matanzas.

En 1848 tuvo que emigrar a Estados Unidos, perseguido por las autoridades españolas a causa de su posición anti metrópoli. En Nueva York, donde ejerció el magisterio, fue secretario de la Junta Cubana Anexionista en Nueva York y se vinculó a las conspiraciones de Narciso López.

Creó la Bandera Nacional en 1849, a partir de una solicitud de Narciso López. Los elementos que la conforman son la estrella solitaria de cinco puntas que simboliza la república libre, independiente y soberana, así como la unidad de los cubanos. El triángulo equilátero representa los ideales históricos de libertad, igualdad y fraternidad. El color rojo ubicado dentro del triángulo alude a la sangre derramada en la lucha. Las franjas blancas simbolizan la pureza de los ideales y la virtud de los cubanos. Las azules revelan las elevadas y gloriosas aspiraciones de nuestros patriotas y, de conjunto, son expresión de la división administrativa de Cuba en la época colonial.

El Escudo Nacional está inspirado en el que diseñó Teurbe Tolón y su forma vigente fue adoptada en la Asamblea de Guáimaro al crearse la República de Cuba en Armas. El cuerpo superior horizontal representa un mar con dos cabos o puntas terrestres a sus lados y una llave dorada lo cual simboliza la posición geográfica de Cuba entre el Norte y el Sur de América. Al fondo un sol naciente esparce sus rayos, aludiendo al surgir luminoso del naciente estado. El cuerpo inferior derecho tiene cinco bandas blancas y azules que tienen igual significado que las existentes en la Bandera Nacional. En el cuerpo inferior izquierdo un paisaje presidido por la palma real, árbol que tipifica lo cubano, con el botón de su hoja central en lo más alto, emblema del carácter indoblegable del pueblo.

El gorro frigio de color rojo, vuelto hacia la derecha, que sobresale por la parte superior, significa la libertad obtenida por nuestro pueblo; en él aparece en su parte central, una estrella blanca de cinco puntas, que representa el estado independiente. Se sostiene por un haz de 11 varillas, unidas por una cinta roja que encarna la unión de todos los cubanos que nos da la fuerza. Una rama de laurel y otra de encina orlan a su izquierda y derecha, la primera representa la fortaleza y la segunda la victoria. Sufrió el escudo varias modificaciones que no lo alejaron de su idea y diseño original.

202 años han transcurrido del preclaro nacimiento de un hombre que trajo de sus sueños el símbolo de una nación. Bandera y escudo, alma y redención, patria y libertad. Sagrados preceptos desde Miguel Teurbe Tolón y de la Guardia, para todos los tiempos.

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*