Complot empresarial se suma a amenazas contra el Gobierno de Perú

Lima-. La revelación de un complot empresarial contra el Gobierno se sumó hoy a una polémica ley aprobada por la oposición parlamentaria, denunciada como un paso clave para vacar (destituir) al presidente de Perú, Pedro Castillo.

La conjura fue descubierta por el portal periodístico El Foco, que publicó diálogos por Internet del grupo de los empresarios que coordinan acciones de una estrategia para desestabilizar al ejecutivo hasta logar su caída. La conspiración se hizo pública casi al mismo tiempo que la mayoría opositora del Congreso de la República ratificó una ley que reduce al mínimo la posibilidad constitucional del presidente, de disolver el órgano legislativo como acción defensiva ante su obstruccionismo.

Los conjurados, añadió el informe, acordaron, con el fin de ‘sacar al comunismo del gobierno’, financiar un paro de los gremios de transporte, que afirman se iniciará el 8 de noviembre y paralizaría el país.

Entre los participantes en la conspiración, El Foco identificó al presidente de la Sociedad Nacional de Industrias (SNI), Ricardo Márquez; a José Luis Silva, exministro del Gobierno neoliberal de Alan García (2006-11); Magali Simon y Bruno Alecchi, titular de la Comisión de Transporte de la SIN.

Márquez ha tenido varios acercamientos con el mandatario y viajó el mes pasado en una misión empresarial simultánea a la visita del presidente Castillo a Estados Unidos y entonces comentó que el gobernante lanzó un mensaje atractivo para atraer inversiones extranjeras.

Ante la revelación la SIN emitió un comunicado, en el cual sostuvo que las declaraciones personales de sus miembros ‘no comprometen a la institución’ y negó que participe en acciones políticas desestabilizadoras y, por el contrario, mantiene un diálogo franco con el ejecutivo.

El informe periodístico consignó que el empresario Silva, dirigente del gremio gastronómico, planteó en los diálogos por Internet ‘salvar a la democracia’ y ‘vacar al comunismo’. E intentó descalificar la denuncia alegando que es absurda y carente de fundamento.

También refirió que la dirigente de la SIN Magali Simon celebra la reciente recomposición del gabinete ministerial y acotó que, sin embargo, ‘la vacancia (presidencial) debe continuar’ en el parlamento.

De otro lado, el dirigente del gremio de transportistas, Geovani Diez, coordinador del paro del 8 de noviembre, reconoció contactos con empresarios, pero sostuvo que no financian la huelga.

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*