Turismo francés aumentó su presencia en ciudades patrimonio de Cuba

París-. El turismo francés es el quinto en importancia para Cuba y su presencia aumentó en la ciudades patrimoniales de la isla, explicó hoy a Prensa Latina Diana González, consejera de Turismo de la embajada cubana en Francia.

Cuba presenta su renovada oferta en la 42 edición del salón para profesionales del turismo IFTM Top Resa de París, que comenzó ayer, ‘habiendo hecho un fuerte trabajo de preparación de cara a la apertura de fronteras el 15 de noviembre’, indicó la responsable cubana.

La primera que encontrarán los viajeros será ‘la ampliación de la conectividad a Internet en instalaciones hoteleras y aeropuertos, con media hora de servicio gratuito tanto a la llegada como a la salida del país, así como en establecimientos de ocio, discotecas o restaurantes’, explicó González.

‘Una solicitud largamente reclamada por los turistas europeos’, añadió, al igual que la apertura de nuevos establecimientos de alto estándar para este tipo de clientes, entre los que citó el Hotel Gran Muthu Almirante Beach en Holguin y el Iberostar Selection Esmeralda en Cayo Cruz, en el norte de la isla y más reciente de los destinos abiertos en Cuba. Sobre el mercado francés, la consejera destacó su importancia pues ‘aporta fuertes ingresos e intercambios culturales en muchas ciudades y pueblos’, al ser un turismo muy dinámico, interesado en el patrimonio cultural, histórico y humano.

‘El turista francés gusta mucho de hacer itinerarios a diferentes destinos porque va al descubrimiento de la cultura, los habitantes locales, las diferentes regiones y también, por qué no, de la gastronomía’, explicó.

Entre sus preferencias se encuentran los circuitos entre La Habana y Viñales, y de Cienfuegos a Trinidad, ‘digamos que los viajeros franceses no se podrían encasillar en Varadero, que es un destino balneario por excelencia, ni son de los que premanecen 14 días en un hotel de playa’, aclaró.

González también se refirió al programa de reformas funcionales y tecnológicas realizadas en hoteles, principalmente en La Habana, aprovechando el obligado parón de la actividad turística debido a la pandemia de Covid-19, y que ‘contribuirán a mejorar la calidad del servicio y el confort de los viajeros’, dijo.

Al mismo tiempo, ‘también hemos realizado un esfuerzo muy importante para formar y mejorar el capital humano durante la pandemia, renovando la operatividad de los servicios y los protocolos sanitarios que mejoren la seguridad tanto de los trabajadores como de los turistas’, añadió.

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*