Disminución en incidencia de la Covid-19 permite reapertura en Cuba

La Habana-. Dada la tendencia a la disminución en la incidencia de la Covid-19 existente hoy en todo el territorio nacional, Cuba reabrirá de manera gradual el comercio y la gastronomía, informaron directivos del sector.

Después de un año y medio de pandemia de la Covid-19, resultaba necesario abrir este tipo de servicios, por lo que un análisis conjunto con el Ministerio de Salud Pública, determinó que actualmente existen condiciones favorables para su reapertura, afirmó la ministra de Comercio Interior, Betsy Díaz.

La Habana, Matanzas, Cienfuegos, Ciego de Ávila, Santiago de Cuba, Guantánamo, Mayabeque y el Municipio Especial Isla de la Juventud mantienen estabilidad epidemiológica y han reducido los contagios, por lo que están entre las provincias que reabrirán este viernes el comercio de bienes y servicios de forma gradual y presencial.

Esta decisión responde a los avances en el proceso de vacunación de la población cubana, lo cual permite considerar que hay condiciones en algunos territorios y localidades para hacer una reapertura, algo que conlleva un protocolo de salud establecido a partir de las condiciones epidemiológicas.

La titular significó que esta decisión conlleva un protocolo de salud establecido a partir de las condiciones epidemiológicas y las restricciones para los lugares donde hoy existen eventos activos de la Covid-19, en los cuales no podrán acceder a los servicios hasta más adelante.

Se potenciarán las reservaciones en todas las unidades gastronómicas con condiciones para ello, en aras de evitar las colas, aglomeraciones y la espera.

Explicó que el objetivo es iniciar una reanimación y reactivación desde el punto de vista social y psicológico para la familia cubana, proceso que también contempla la apertura de los servicios notariales, el Registro Civil y el de la Propiedad con citas organizadas para la atención de la población, acotó.

El director nacional de Epidemiología del Ministerio de Salud Pública, Francisco Durán, advirtió sobre la preocupación de las personas con respecto al reinicio de algunas actividades en medio de altas cifras de contagios.

Sin embargo, en lo que va de septiembre hay una reducción, luego de la situación muy complicada que vivió el país en los últimos meses, con un elevado número de casos y fallecidos, precisó.

Durán destacó que el pueblo de Cuba estará inmunizado con al menos la primera dosis antes de finalizar septiembre, pero hay que aclarar que la vacunación no evita la posibilidad del contagio.

El gobernador de La Habana, Reinaldo García, insistió en el cumplimiento de las normas sanitarias de elaboración y manipulación de alimentos, y dijo que se deberá reportar a las autoridades sanitarias cualquier incidencia ante la aparición de síntomas respiratorios entre los empleados.

También resaltó que se habilitó un grupo de trabajo para certificar estas unidades, y no reabrirán aquellos restaurantes o cafeterías ubicados donde existan eventos activos de transmisión de la Covid-19.

Cuba también prepara el reinicio gradual del turismo con la reapertura de sus fronteras partir del próximo 15 de noviembre, cuando calcula que más del 90 por ciento de su población haya recibido las tres dosis de vacunas contra esta enfermedad desarrolladas por instituciones científicas propias.

jha/crc/cvl

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*