¿Cómo marcha la exención de impuestos aduanales a importación de alimentos, aseo y medicinas?

La Habana-. Desde este 19 de julio, fecha en que entró en vigor en Cuba la importación, exenta del pago de los aranceles de Aduana, de alimentos, aseo y medicamentos, hasta este 2 de agosto, entre el 60 y 65 por ciento de los viajeros que han arribado al país a través del Aeropuerto Internacional José Martí de La Habana, han aprovechado esta medida.

Según declaraciones a Cubadebate del jefe de la Aduana en el aeródromo capitalino, Jorge Luis Bubaire, desde allí se han importado cuatro mil 620 equipajes que contienen artículos de aseo, medicamentos y alimentos, lo cual representa un total de 112 toneladas.

Las principales importaciones estos productos, agrega el directivo, están viniendo de Estados Unidos, España, República Dominicana, Panamá, Venezuela y Colombia.

Son cifras que evidentemente reflejan el beneficio que ha traído consigo esta medida, una flexibilización que beneficia a aquellos pasajeros que tienen familia en Cuba y esto les ha permitido dotarlos de aquellos artículos que hoy están siendo deficitarios, destacó Bubaire.

Agregó que para la importación de aseo, medicamentos y alimentos, estos productos deben estar diferenciados o separados del resto del equipaje personal; no obstante, en caso de traerlos juntos, en la terminal se encuentra habilitado un espacio para separarlos en el momento del despacho.

Para la importación de estos productos se deben tener en cuenta además las regulaciones establecidas por el Ministerio de Salud Pública de Cuba, sobre los medicamentos, y las normas sanitarias especiales del Ministerio de la Agricultura para la introducción de alimentos de origen animal por viajeros y personas naturales.

En cuanto a los medicamentos, se encuentra prohibida la importación de aquellos que, por regulaciones internacionales y propias de Cuba, constituyen drogas o provocan efectos similares.

Por otra parte, para evitar la entrada al país de agentes etiológicos que complicarían la situación zoosanitaria y la salud humana, está prohibida la entrada de carnes frescas, congeladas, deshidratadas o saladas, y la leche fluida y sus derivados no pasteurizados.

En este sentido, Bubaire comentó que los pasajeros han sido muy consecuentes con todas las informaciones de Sanidad, y son ínfimos los casos que han tenido que recurrir a dichas autoridades para que se tome una decisión sobre los artículos que tienen prohibido su importación.

Sobre la reciente autorización para importar sistemas fotovoltaicos, sus partes y piezas, publicada en la Resolución 206 del 2021 del Ministerio de Energía y Minas, Bubaire apuntó que el personal de la Aduana ha sido preparado, teniendo en cuenta las particularidades de un equipamiento que no ha sido comúnmente importado.

Señala el jefe de la Aduana que se debe lograr un nivel de aprendizaje en cuanto a sus especificaciones técnicas y descriptivas ha hecho a los especialistas prepararse, pero están todas las medidas creadas para mantener la fluidez necesaria en frontera.

Actualmente están funcionando en el país los aeropuertos José Martí de La Habana (que recibe un promedio de entre cinco y seis vuelos diarios), Antonio Maceo de Santiago de Cuba, Cayo Coco y Matanzas.

En el caso de los pasajeros que arriben por los polos turísticos de Varadero y Cayo Coco, estas nuevas medidas se limitan a un equipaje de bodega, debido a las medidas sanitarias por la COVID-19.

1 comentario

  1. Hola quisiera saber si para los marineros mercantes que hoy se encuentran navegando aplica esta medida. Gracias

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*