Consideran injerencista declaración de representante de UE sobre Cuba

La Habana-. El director de Asuntos Bilaterales de la Cancillería de Cuba, Emilio Lozada, señaló hoy el carácter injerencista de la declaración emitida por el alto representante para la política exterior de la Unión Europea (UE), Josep Borrell.

En un mensaje de video divulgado en las redes sociales del Ministerio de Relaciones Exteriores de la nación caribeña, el diplomático ratificó el más enérgico rechazo a dichos postulados, que lamentablemente se hacen eco de una brutal campaña político comunicacional.

Lozada advirtió que el propósito de esas acciones de desinformación es la desestabilización de la isla antillana, y significó que tales operaciones se gestaron en los laboratorios mediáticos de Miami y fueron financiadas con fondos de Estados Unidos.


Como resultado de ellas ocurrieron actos de extrema violencia, como el ataque terrorista del cual fue objeto la embajada cubana en París, el pasado 26 de julio.

‘Llamo a la UE a abandonar de una vez y por todas los dobles raseros y evaluar con objetividad el desarrollo real de los acontecimientos en Cuba, donde prevalece la tranquilidad ciudadana y el funcionamiento de las instituciones’, enfatizó el funcionario.

Asimismo, instó al representante europeo a condenar por su nombre los hechos vandálicos y violentos del 11 de julio, a los que denomina como ‘manifestaciones pacíficas’ y entre los cuales se incluye el lanzamiento de piedras a la sala pediátrica del hospital de Cárdenas, en Matanzas (centro).

El director de Asuntos Bilaterales acotó, además, que ‘resulta patético’ que en el texto de la declaración no se mencione por su nombre el bloqueo económico, comercial y financiero de Estados Unidos, una política que por más de seis décadas ha causado penurias a los cubanos.

Recordó que el cerco norteamericano experimentó un recrudecimiento sin precedentes en los últimos dos años, y que este también afecta a los ciudadanos y empresarios europeos, debido a su profundo carácter extraterritorial.

El diplomático remarcó que la declaración del representante de la UE no se corresponde con la voluntad expresada por ambas partes de preservar y fortalecer el acuerdo político de diálogo y cooperación, sobre la base de los principios del derecho internacional y la Carta de las Naciones Unidas.

‘Antes de hacer juicios de valor sobre la situación interna en Cuba la UE debería primero atender y resolver las violaciones de derechos humanos que se producen en sus propios Estados miembros, y que sin duda se han agudizado durante la pandemia de la Covid-19’, comentó.

Entre ellas citó a las violentas represiones policiales acontecidas en varias capitales europeas, así como el tratamiento inhumano, degradante y discriminatorio a las minorías y los migrantes.

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*