El Alba de cuba fue bronceado (+ video)

Tokio.- La noche del 27 de julio en esta ciudad fue el amanecer de Cuba. Y el taekwondoca Rafael Alba (+ 80 kg) resultó consecuente con su apellido. Sus patadas voladoras abrieron el medallero de nuestra delegación en estos Juegos Olímpicos con una presea de bronce que resultó reivindicación de su actuación hace cinco años en Río de Janeiro.

A las 9:30 de la noche de esta capital nipona, el doble campeón del mundo del 2013 y 2019 derrotó por el tercer puesto al chino Hongyi Sun, en un combate decidido en los últimos segundos 5-4, tras dominar los dos primeros rounds (1-0; 3-2).

“Esta medalla era la que me faltaba en mi vitrina y estoy orgulloso de haberla conseguido, a pesar de la derrota inicial. Se la dedico a mi familia, a mis amigos y al pueblo que tanto me apoyó. Hubiera querido el oro, pero estoy muy contento con este bronce”, señaló en sus primeras declaraciones a la prensa.

Para llegar a esta instancia, Alba tuvo un camino tortuoso y a ratos desconcertante, pues cayó en su primera presentación 11-8 ante el macedonio Dejan Georgievski, quien venía con el palmarés de haber eliminado al campeón olímpico del 2016 en el clasificatorio europeo y que había caído en una ocasión anterior al cubano.

Georgievski realizó la competencia de su vida y llegó a la final (a la postre subcampeón olímpico), por lo que arrastró a la repesca al antillano, que no tuvo compasión para triunfar 8-2 sobre Seydou Gbane, de Costa de Marfil, y así pasar a la discusión de bronce con el chino Sun, número 12 del ranking mundial.

La instalación Makuhari Messe despidió así el taekwondo y espera desde ya a la lid de lucha, que comenzará el 1 de agosto con el estilo grecorromano, con la presentación de nuestro Mijaín López, en busca de la final del día siguiente.

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*