Los saltos que Marcia no querrá recordar

Tokio.- DOS SALTOS que no salieron, dos instantes que no olvidarán la gimnasta Marcia Vidiaux y su entrenador Osniel Blanco, porque en apenas unos segundos se esfumaron los sueños tejidos durante muchos meses, con estos Juegos Olímpicos como inspiración.

La pequeñita Marcia no logró la caída esperada en la primera ejecución y en la segunda, el giro con que termina su salto quedó interrumpido. Nota de 13.499 puntos… la tristeza reflejada en el rostro.

Marcia, que ya fue decimoctava también en el caballo de salto de Río de Janeiro 2016, quería ahora más y no pudo. Sin justificaciones, su preparador confesó luego que lo visto hoy no se pareció en nada a su entrenamiento de Pódium hace dos jornadas atrás.

«Creo que la presión de dos años sin competir pudo influenciar. Pero puedo asegurar de que todo se hizo bien, el trabajo planificado lo cumplimos. Todo se hizo buscando llegar a la final, esa era la meta y ella trabajó en los entrenamientos con fluidez, con buena técnica», comentó.

Para nada quiere que sus palabras puedan parecer justificación. Simplemente, esto es parte del deporte: años de trabajo y en apenas unos instantes los sueños no se hacen realidad.

Según el plan, era la única y mejor oportunidad para la gimnasta cubana, que trajo dos salto de alto grado de dificultad (5.40 y 5.60) , muy parecidos a los que le valieron un séptimo puesto en los Juegos Panamericanos de Lima 2019. La estrategia se diseñó para intentar llegar a una final que se acaba de escapar.

En el Centro de Gimnasia Ariake todo es azul. Tonos más claros o más oscuros se combinan entre gradas y el centro de la acción, mas la música ambiental y el embullo de los pocos con acceso al recinto fueron insuficientes para crear la magia de una cita deportiva de este nivel.

Faltó público, ya sabemos que era imposible y que la medida responde a preservar la salud antes que todo… pero no fue igual y la competición por momentos pareció más un entrenamiento.

Luego de terminada la primera subdivisión entre las mujeres es la italiana Alice de Amato la de mejor puntuación general con 54.199 unidades, pero lo mejor llegará en la noche cuando, entre otras, aparezca la estadounidense Simone Biles, una de las estrellas más seguidas de esta cita.

Quizás entonces su talento nos haga sentir que estamos viendo la gimnasia de unos Juegos Olímpicos…

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*