Justicia contra futuro político de Trump

Por Adriana Robreño


La Habana-. Aunque el expresidente estadounidense Donald Trump salió indemne de las acusaciones de evasión fiscal contra su emporio y jefe de finanzas, la acción de la justicia puede entorpecer sus planes particulares, incluida una hipotética candidatura a la Casa Blanca en 2024.

La fiscalía del distrito de Manhattan, Nueva York, imputó con 15 cargos a la Organización Trump y al director financiero, Allen Weisselberg, tras concluir una investigación criminal sobre pagos no declarados.

De acuerdo con los fiscales estatales, la compañía y Weisselberg participaron en una operación de compensación ‘extraoficial’ que costeó durante los últimos 15 años arrendamientos de autos de lujo, matrículas escolares, alquiler de apartamentos, y otros gastos personales.

Weisselberg, de 73 años, se declaró inocente de los delitos de hurto mayor, conspiración, falsificación de documentos y fraude, entre otros, después de ser acusado por eludir de manera personal el pago de 1,7 millones de dólares de aranceles respecto a sus ingresos.

Si bien el exgobernante no resultó directamente inculpado en este caso, las investigaciones en curso pudieran afectarlo después, pues textos publicados indican que pudo haber firmado ‘muchos de los cheques ilegales’.

En un reciente mitin en Sarasota, Florida, Trump reiteró la teoría de que es víctima de una ‘cacería de brujas política de los demócratas de izquierda radical’ y criticó a los fiscales por ‘convertir la ley en un arma’ en su contra.

Durante tres años, el fiscal de Manhattan Cyrus Vance investigó profundamente los negocios del magnate en busca de posibles fraudes que involucraran bancos, compañías de seguros y entidades tributarias.

Analistas consideran que las más recientes imputaciones son un duro golpe para el republicano, cuyo nombre queda empañado en medio de su regreso al ruedo político en la campaña de su partido para las elecciones de medio término de 2022 y sus insinuaciones de regresar al Despacho Oval.

La pesquisa continúa mientras que fiscales, un equipo externo de auditores y peritos forenses analizan millones de páginas de declaraciones de Trump, como persona física y moral, así como registros y documentos subyacentes.

El exmandatario evitó múltiples investigaciones penales y civiles durante y después de su presidencia, pero ahora los nuevos cargos podrán a prueba la lealtad de Weisselberg, quien podría colaborar con la justicia y revelar detalles que comprometan al expresidente, estiman expertos legales.

La imagen de empresario independiente, con la fortuna necesaria para no depender del favor de las élites, logró convencer en 2016 al electorado, pero tener su compañía implicada en un caso de fraude fiscal le haría perder apoyo, opinan comentaristas.

(Tomado de Orbe)

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*