Garantiza Cuba la salud y los derechos sexuales y reproductivos de todos sus ciudadanos

Este 11 de julio, se celebra El Día Mundial de la población, efeméride proclamada en 1989 cuando la Tierra ya superaba los cinco mil millones de habitantes.

El Día Mundial de la Población reafirma el derecho de las personas para planificar sus familias, y se impulsan actividades, eventos y difusión de información que ayuden a hacer real este derecho, principalmente para aquellos con mayor dificultad para acceder a la información y a los servicios necesarios para planificar sus familias.

Las acciones que se estimulan en homenaje a esta fecha contribuyen a que la familia pueda planear su vida, mejorar la salud de las madres e hijos, lograr una mayor equidad de género, colaborar en la reducción de la muerte materna y sustentar a la juventud, entre otros importantes derechos.

Este año el Día Mundial de la Población tendrá sus principales acciones en el reforzamiento de la salud sexual y reproductiva en tiempos de COVID-19, buscando crear conciencia acerca de mantener la atención y los servicios sobre las necesidades de salud sexual y reproductiva.

También tiene como prioridad otorgar a los adolescentes y jóvenes las habilidades necesarias para la vida y con ello promover y cuidar su salud, que incluye permitirle el acceso a información de contenido sexual y reproductivo, educación, y servicios específicos para ellos, impulsando los liderazgos juveniles y su participación en la toma de decisiones sobre su propia salud.

También propone centrar la atención en los efectos que la pandemia puede desencadenar sobre las mujeres y niñas para prevenirlos y protegerlas.

Para Cuba es una prioridad garantizar la salud y los derechos sexuales y reproductivos de todos sus ciudadanos, con énfasis, en los de las adolescentes, las jóvenes y mujeres y para ello, el Ministerio de Salud Pública y el Fondo de Población de Naciones Unidas aúnan esfuerzos para responder, aún en tiempo de pandemia, a los servicios de atención a la violencia de género, acceso a la anticoncepción, la planificación del embarazo y la atención al parto y el puerperio; entre otros derechos.

Nuestro país ha trabajado siempre y lo seguirá haciendo, por el cuidado y fomento de la población.

En este Día Mundial de la Población, pongamos todo el empeño en defender la atención de la salud sexual y reproductiva, proteger la salud y los derechos de las mujeres y las niñas y poner fin a la violencia de género.

Aunque la pandemia ha hecho que esta labor sea mucho más difícil, debemos vencer en este objetivo.

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*