Solo nos resta ser responsables

Con el corazón latiendo fuerte por lo peligroso que es el coronavirus, las cifras sumamente elevadas de la última jornada en Cuba de casos positivos nos deben hacer mirar hacia nuestra actitud cotidiana frente a una enfermedad sin rostro que ataca con crueldad y ensañamiento, no solo a nuestro pueblo sino a la humanidad.

Cada jornada se van sumando miles a los casos diagnosticados, y en ello va implícita nuestra irresponsabilidad individual, sobre qué hicimos mal en un momento inexplicable cuando le dimos la espalda al virus que nos ataca sin clemencia.

Se hace un esfuerzo inmenso por el país, para asegurar atención médica, medicamentos, espacios de ingresos, transportación, estudios, pero ello solo no basta, es indispensable, como siempre hemos insistido, en la responsabilidad primaria, dígase de nosotros mismos.

Aunque Granma no es de los territorios que hoy miran de manera alarmante el número creciente de casos positivos de Covid19, todos los aumentos nos estremecen, y nos ponen en una alerta temprana que pudiéramos estar igualmente amenazados, si no somos puntuales, eficaces, responsables, disciplinados, conscientes, para cumplir cada una de las medidas establecidas para enfrentar el SarsCovDos.

Más nuestras cifras también son significativas, y aun mucha gente mira los números como si fuesen personas afectadas a millas de distancia, y que pena, están solo a pocos metros de nosotros.

Entre tanta ansiedad que genera la epidemia, dolorosos informes de fallecidos, y saben a que nos referimos, incremento exponencial de casos positivos, han llegado también las noticias sobre nuestros candidatos vacunales.

Es el resultado de la ciencia con la voluntad de un país, que está poniendo toda su fuerza y su talento para librarnos de esta mezquina epidemia.

Dos dosis de Soberana 02, y una dosis de Soberana Plus, han dado una eficacia del 91,2 por ciento, en tanto ya tenemos otro de nuestros candidatos vacunales entre los más efectivos del mundo.

Y la segunda noticia, que nos mueve el alma, y nos llena de esperanza es que esta mañana el Centro para el Control Estatal de Medicamentos, Equipos y Dispositivos Médicos (Cecmed), decidió otorgar el Autorizo de Uso de Emergencias a la vacuna cubana Abdala, cuyo titular es el Centro de Ingeniería Genética y Biotecnología.

No se puede describir cuanto ello significa. Y solo, porque es el sentir de todos un mensaje hermoso que dejó nuestro presidente Díaz Canel, en su cuenta oficial en Twitter al referirse a este acontecimiento: “Más que una Vacuna, un País, somos todos: los que la hicieron posible, los que pusieron sus hombros para probarla, los que están inmunizados y los que lo estarán. Completemos su eficacia con disciplina: Si Se Puede, Somos Cuba”.

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*