Países del ALBA-TCP encaran desafíos ambientales

Caracas-. La Alianza Bolivariana para los Pueblos de Nuestra América-Tratado de Comercio de los Pueblos (ALBA-TCP) encara hoy el desafío de defender a los países de la región de los efectos de la crisis climática.

En tal sentido, el secretario ejecutivo del bloque de integración, Sacha Llorenti, destacó la aprobación de una hoja de ruta con propuestas concretas de trabajo conjunto, de cara a la Conferencia de las Partes de la Convención Marco de las Naciones Unidas sobre el Cambio Climático, prevista para noviembre en Glasgow, Escocia.

El ALBA-TCP sostuvo la víspera una reunión ministerial, celebrada mediante la modalidad de videoconferencia, dirigida a trazar estrategias de cooperación en torno a los retos medioambientales y su impacto en los pueblos de la región.

Durante su intervención, Llorenti subrayó que la crisis ambiental resulta consecuencia de los patrones insostenibles de producción de los países desarrollados, así como la falta de voluntad política para el cumplimiento de los compromisos y obligaciones en ese ámbito.

A su vez, el ministro de Ecosocialismo de Venezuela, Josué Lorca, subrayó la importancia de trazar objetivos comunes como pueblos y Estados con el fin de encarar los efectos y consecuencias del cambio climático.

Asimismo, ratificó el compromiso de respaldar todas las propuestas dirigidas a preservar los derechos de la humanidad y la preservación de la madre tierra.

El titular de la cartera de Medio Ambiente y Agua de Bolivia, Juan Santos, abogó ante el ALBA-TCP por implementar acciones urgentes en favor de la preservación del planeta, al denunciar el impacto del modelo capitalista de producción como causa estructural de los problemas medioambientales.

Santos alertó que la crisis climática constituye uno de los grandes desafíos de la humanidad en la actualidad, al amenazar la existencia misma de la vida en la Tierra como consecuencia de las políticas del capitalismo.

Aseveró que el ALBA-TCP puede constituirse en mecanismo para impulsar el Acuerdo de París, en un escenario global signado por la postura de los países desarrollados de pasar la carga de la crisis climática a los pueblos en desarrollo, enfatizó.

Por su parte, la ministra de Ciencia y Tecnología de Cuba, Elba Rosa Pérez, destacó la importancia de fortalecer la cooperación e integración regional para el cumplimiento de los objetivos de desarrollo sostenible de los países del continente.

La funcionaria aseveró que resulta urgente la acción colectiva ante el impacto cada vez más visible del cambio climático en el mundo, ante lo cual cobra protagonismo la implementación de los saberes científicos y tecnológicos para frenar ese fenómeno.

mem/wup

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*