Variante Delta del SARS-CoV-2 centra atenciones en Europa y EEUU

Washington-. Autoridades sanitarias de Estados Unidos y Europa mostraron su preocupación de que la variante Delta del SARS-CoV-2, presente hoy en alrededor de 80 países, se convierta en dominante en ambas regiones, reseñaron medios informativos.

De acuerdo con el principal experto gubernamental en enfermedades infecciosas de Estados Unidos, Anthony Fauci, el número de infectados con esa variante del coronavirus, causante de Covid-19, representa actualmente un 20 por ciento de todos los contagios registrados en la nación en los últimos días.

Ante esta situación, la directora de los Centros para el Control y Prevención de Enfermedades Rochelle Walensky, instó a los habitantes del país norteamericano a vacunarse contra la Covid-19, a fin de prevenir que Delta (B.1617.2) pueda convertirse en cepa dominante en ese territorio.

Fauci subrayó que la B.1617.2 parece seguir ‘el mismo patrón’ que la variante Alfa, detectada inicialmente en Reino Unido, teniendo en cuenta que los casos de contagios se duplican en EEUU cada quince días aproximadamente.

Por otra parte, un informe reciente del Centro Europeo para la Prevención y Control de Enfermedades señaló que la variante Delta del coronavirus podría ser causante del 90 por ciento de los nuevos casos de Covid-19 en la Unión Europea (UE) a finales de agosto.

La directora de ese organismo, Andrea Ammon, informó que es muy probable una amplia circulación de la variante durante el verano, ‘sobre todo entre las personas más jóvenes, los cuales aún no son objeto de vacunación’.

Por ello, Ammon enfatizó en la necesidad avanzar con mayor rapidez en las campañas de inmunización y señaló de ‘crucial’ la administración de la segunda dosis de alguno de los fármacos antiCovid-19 aprobados por la UE para contrarrestar esa amenaza.

La variante Delta fue identificada por primera vez en la India en octubre de 2020. La Organización Mundial de la Salud la clasificó ‘de interés’, pero el 15 de junio pasó a ser ‘de preocupación’.

Esta última denominación se le impone a aquellos cambios del virus que, entre otras cosas, presentan mayor capacidad de contagio, producen una enfermedad más severa y son menos neutralizadas por anticuerpos generados por una infección o vacunación previa.

Pocos días atrás, el director del Centro Nacional de Investigación de Epidemiología y Microbiología Gamaleya de Moscú, Alexánder Guíntsburg, aseguró que Delta es hoy la más agresiva de las mutaciones.

Los expertos aseguran que la B.1617.2 es un 50 por ciento más contagiosa y a diferencia de los malestares de las otras cepas, ocasiona discapacidad auditiva, dolores de estómago, náuseas y vómitos.

También provoca pérdida de apetito, dolor en las articulaciones, trastornos gástricos graves y coágulos sanguíneos de tal grado que pueden provocar gangrena.

mem/cdg

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*